Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Juzgan a un hombre por abusos sexuales a un discapacitado de 55 años al que cuidaba en Palma

El procesado fue sorprendido por varios viandantes manteniendo relaciones sexuales en un coche con la víctima, diagnosticado con síndrome de down severo y con una incapacidad absoluta

La Audiencia Provincial de Palma, donde está previsto que se celebre el juicio.

Un hombre de 58 años será juzgado hoy en la Audiencia Provincial de Palma por abusar sexualmente de un discapacitado de 55 años al que cuidaba. El procesado fue sorprendido por varios viandantes en febrero de 2017 manteniendo relaciones sexuales con la víctima en el interior de un coche estacionado en la calle. La fiscalía solicita para él una pena de nueve años de prisión y la prohibición de trabajar al cuidado de personas durante seis años.

Cuando ocurrieron los hechos, en 2017, el acusado llevaba cinco años trabajando como cuidador de la víctima, un hombre que tenía entonces 51 años, diagnosticado con síndrome de down severo y que sufre una incapacidad permanente absoluta, al tener reconocida una discapacidad del 83%, que le impide poder decidir con libertad sobre su vida sexual.

Según el escrito de acusación del fiscal, los hechos ocurrieron sobre las seis de la tarde del 1 de febrero de 2017, en un coche estacionado en la calle.

El acusado, según la fiscalía, actuó «guiado por un ánimo libidinoso y aprovechándose de la discapacidad de la víctima». Ese día le convenció para que mantuviese relaciones sexuales con él en el interior del coche.

El fiscal reclama para el acusado nueve años de prisión y la prohibición de trabajar en el cuidado de personas

decoration

Varios viandantes que se percataron de lo que ocurría alertaron a la Policía, que envió al lugar una de sus patrullas. Al comprobar que la víctima tenía una discapacidad, procedieron a la detención del hombre.

El procesado se enfrenta a una pena de nueve años de prisión como autor de un delito de abusos sexuales. La fiscalía reclama también para él siete años de libertad vigilada y la prohibición de acercarse a menos de 500 metros de la víctima durante un periodo de diez años y la inhabilitación especial para el ejercicio de los derechos de tutela, así como la inhabilitación para el ejercicio de cualquier profesión relacionada con el cuidado de personas por un periodo de seis años.

El juicio se celebrará hoy en la Audiencia Provincial de Palma.

Compartir el artículo

stats