Agentes de la Policía Local de Santa Margalida sorprendieron ayer a unas personas que estaban extrayendo agua sin permiso de un contador del Ayuntamiento. Fueron denunciados por defraudación de agua y los policías intervinieron el vehículo, ya que el conductor tenía retirado el carné por la DGT.

Los hechos ocurrieron el domingo en la calle Campet, en el polígono de Can Picafort. Una patrulla de la Policía Local observó un vehículo todoterreno con un remolque, que llevaba grandes bidones de plástico con agua, que estaban cargando con una manguera. Cuando los agentes se acercaron comprobaron que estas personas estaban extrayendo el agua de un contador del Ayuntamiento, y habían cargado ya cerca de 1.000 litros.

Los policías identificaron a los ocupantes del todoterreno y comprobaron que el conductor tenía múltiples antecedentes policiales y que la DGT le había retirado el carné de conducir.

Los policías requirieron la presencia de una unidad de la Guardia Civil para imputarle un delito leve por la defraudación de agua del Ayuntamiento. El vehículo fue trasladado a las dependencias municipales y el conductor fue sancionado por circular sin carné.