Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Investigación

Se investiga si entre los detenidos por secuestrar a una niña para llevarla a París está su madre biológica

La menor, que llegó a Gran Canaria en patera, estaba en un centro de acogida con su supuesta tía

Aeropuerto de Gran Canaria

La Policía Nacional ha detenido recientemente a tres personas por presuntamente secuestrar a una niña de nueve años, que había llegado a Gran Canaria en patera y que se hallaba en un centro de acogida de Gran Canaria junto a su supuesta tía, para trasladarla hasta París. Una de las arrestadas asegura que es madre de la pequeña, por lo que se está a la espera de los resultado de las pruebas biológicas realizadas a ambas para determinar este parentesco.

Los hechos ocurrieron hace dos semanas cuando desde un recurso de acogida de Las Palmas de Gran Canaria se dio aviso al cuerpo de policía ante la ausencia de una menor de edad. Esta se encontraba alojada en régimen de media estancia junto a una joven de 22 años, quien aseguraba que era su tía desde que ambas llegaron a la Isla en el interior de una barca.

Los responsables del centro relataron a los agentes que una pareja joven había llegado y se habían identificado como los padres de la menor, ambos de nacionalidad costamarfileña. Sin embargo, horas después se percataron de que la niña no había regresado, según informó ayer en un comunicado la Jefatura Superior de Policía de Canarias.

Ante estos hechos, los investigadores agilizaron las pesquisas para tratar de dar con el paradero de la pequeña y de los dos jóvenes. En muy poco tiempo, tuvieron conocimiento de que los tres habían cogido un avión hasta Tenerife, donde a la mañana del día siguiente pretendían coger otro vuelo con destino a París.

Los encargado de la investigación consiguieron localizar y detener en el aeropuerto a los presuntos padres por un delito de sustracción de menores. Asimismo, en Gran Canaria se procedió a arrestar a la supuesta tía, que entregó la menor a la pareja y que tenía la custodia de la misma. Según la nota, los agentes pudieron corroborar que actuó en connivencia con ellos. La menor, por su parte, ha sido ingresada en un centro de acogida de Tenerife bajo la tutela del Cabildo.

La Policía Nacional indicó que en sede policial el detenido reconoció de manera voluntaria no ser el padre de la pequeña y la mujer tampoco pudo acreditar su maternidad con algún tipo de documento que lo pruebe. Así, su información genética será comparada con la de la niña afectada para determinar si se trata de la madre biológica.

Fuentes consultadas indicaron que, según las primeras investigaciones, se descarta que el secuestro de la pequeña se deba a algún tipo de acción de una organización criminal ni tampoco un caso de corrupción de menores.

Compartir el artículo

stats