La Guardia Civil, en colaboración con la Policía Local de Lloret, ha desmantelado una plantación de marihuana en una finca de la localidad, donde además presuntamente vendían droga a los consumidores.

La Guardia Civil tuvo conocimiento de que en una finca de la zona había un cultivo de marihuana, por lo que realizaron una inspección. Encontraron cien plantas de diferentes tamaños y 49 esquejes. Durante el registro en el domicilio intervinieron también 200 gramos de cogollos secos listos para su venta.

El presunto responsable de la plantación ya había sido detenido en dos ocasiones anteriores por delitos contra la salud pública.