Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Investigan una violación a una mujer durante una cita de Tinder en Inca

El sospechoso no abrió la puerta a los agentes que acudieron al lugar

Patrullas de la Guardia Civil, ante el ayuntamiento de Inca, en una imagen de archivo.

Patrullas de la Guardia Civil, ante el ayuntamiento de Inca, en una imagen de archivo. DM

La Guardia Civil está investigando la violación sufrida en Inca por una mujer por parte de un hombre con el que se había citado a través de la aplicación de contactos Tinder. La víctima pidió auxilio a los servicios de emergencias en plena madrugada y explicó que acababa de ser agredida sexualmente y golpeada por parte de un individuo con el que se había citado. Mientras era trasladada al hospital para ser atendida, agentes de la Policía Local y la Guardia Civil acudieron a la vivienda del sospechoso, donde habían ocurrido los hechos, pero el hombre no les abrió la puerta. La Policía Judicial abrió una investigación para identificarlo y detenerlo.

Los hechos ocurrieron hacia las cuatro de la madrugada del pasado miércoles, según explicaron fuentes policiales. Fue la propia víctima quien, muy nerviosa y asustada, contactó por teléfono con el servicio de emergencias 112. La mujer contó que acaba de ser violada y golpeada por un hombre y varias patrullas de la Policía Local de Inca y de la Guardia Civil acudieron rápidamente al lugar.

Los agentes encontraron a la víctima en plena calle, en la avenida Reyes Católicos. Comprobaron que presentaba algunas lesiones y solicitaron la presencia de una ambulancia. La mujer explicó que unas horas antes había concertado una cita con un desconocido a través de la aplicación de contactos Tinder. Al parecer, la víctima acudió esa noche al domicilio del hombre para conocerse.

Durante el encuentro, el sospechoso habría forzado a la mujer a mantener relaciones sexuales contra su voluntad. La perjudicada relató que el acusado se había mostrado muy agresivo y le propinó varios golpes. Fue trasladada a un centro hospitalario para ser atendida de las heridas que presentaba y sometida a una revisión ginecológica.

Mientras tanto, los agentes de la Policía Local de Inca y la Guardia Civil acudieron al domicilio donde habían ocurrido los hechos. El presunto autor de la violación, al advertir la presencia de los investigadores, se encerró en la vivienda y no atendió a las insistentes llamadas de los agentes para entrevistarse con él. La Guardia Civil asumió la investigación del caso y llevó a cabo varias gestiones para identificar al acusado. Las fuentes consultadas no pudieron precisar si ha sido ya detenido por estos hechos.

Las fuerzas de seguridad recomiendan, al utilizar este tipo de aplicaciones, evitar compartir información sensible, revisar todos los datos de la otra persona, no compartir la ubicación, mantener cierto grado de privacidad en las imágenes que se comparten, reunirse en lugares públicos y avisar a algún allegado del sitio al que se acude.

Compartir el artículo

stats