La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 40 años de nacionalidad marroquí como presunto autor de varios atracos y robos en Palma, Llubí, Muro y Marratxí. El acusado, que ha ingresado en prisión, actuó en dos viviendas, en una de las cuales agredió al morador, una gasolinera y un vehículo.

El robo con violencia se produjo sobre las tres y media de la tarde del pasado lunes, cuando el morador de una vivienda de Son Cladera sorprendió a un individuo en el interior de su propiedad, abriendo su vehículo y rebuscando en el interior. El ladrón, al percatarse de su presencia, intentó huir a la carrera. La víctima consiguió darle alcance en el momento de iba a trepar por la valla perimetral. El delincuente sacó una herramienta con la que intentó agredir al hombre, forcejeando con él hasta que finalmente huyó del lugar. Como consecuencia del enfrentamiento la víctima sufrió lesiones.

El intruso se dejó en el inmueble varios efectos que llevaba, por lo que los agentes realizaron gestiones para indagar sobre suprocedencia. Supieron así que algunos de los objetos habían sido sustraídos en una vivienda en Muro el 24 de mayo, donde accedieron de madrugada mientras la moradora dormía. Se llevaron efectos valorados en unos dos mil euros. También comprobaron que otros provenían de un hurto en el interior de un vehículo en Pla de Na Tesa (Marratxí). En ambos casos se hizo entrega de los efectos a sus legítimos propietarios.

El 8 de junio por la tarde otro hombre denunció que le habían robado el coche y que le habían intimidado con un arma de fuego. El grupo de Atracos de la Policía Nacional se hizo cargo de las investigaciones y pudo averiguar que en todos los casos se trataba del mismo autor, por lo que realizaron gestiones para su identificación. Los agentes también comprobaron que en la sustracción del vehículo no fue tal y como lo denunció la víctima y que no se utilizó ningún arma de fuego, se trató de un hurto al descuido sin que mediara intimidación, por lo que procedieron a la detención del denunciante por simular un delito.

Los policías pudieron identificar al presunto autor de los robos, comprobando que el mismo estaba implicado en un hurto cometido el día 16 de mayo en una gasolinera en Llubí, donde sustrajeron el dinero de la recaudación. Los agentes pudieron verificar que el presunto autor sustraía vehículos para poder desplazarse y supuestamente cometer los robos.

Sobre las 18:30 horas del día 10 de junio, los agentes localizaron al presunto autor en las inmediaciones de Son Banya. Conducía el vehículo que había sustraído al descuido, procediendo a su detención como presunto autor de un robo con violencia en casa habitada, robo con fuerza en casa habitada, sustracción de vehículo, hurto en interior de vehículo y hurto en una gasolinera. El detenido, que tiene varios antecedentes, algunos por delitos violentos, pasó a disposición judicial el pasado viernes y se decretó prisión provisional. La investigación continúa abierta ya que se ha localizado otro vehículo que fue sustraído en Inca y la Policía está haciendo gestiones para el total esclarecimiento de los hechos. La colaboración entre instituciones y organismos ha sido importante para la resolución de varios de los hechos investigados, siendo especialmente relevante la ayuda prestada por la Dirección General de Tráfico en Palma, según ha informado la Policía.