La fiscalía pide una condena de 15 años de cárcel para un joven acusado de intentar matar a su abuela la pasada Nochebuena en Palma. El acusado, según el relato de la acusación, irrumpió en la vivienda de la víctima, de 77 años, la atacó con unas tijeras, la tiró al suelo de un empujón y la golpeó con un listón de madera. El sospechoso ya había amenazado a la anciana días atrás y además causó diversos destrozos en su domicilio. Está previsto que el juicio se celebre la semana próxima en la Audiencia Provincial.

El ministerio público sostiene que el acusado, de 30 años, se presentó el pasado 20 de diciembre en la vivienda donde conviven su abuela y su tío para pedirle dinero. La mujer no quiso abrirle la puerta y el acusado dio varias patadas a la puerta, mientras la amenazaba con matarlos a los dos.

Cuatro días después, el 24 de diciembre por la tarde, regresó al domicilio. Esta vez abrió a patadas la puerta del edificio y del piso de la víctima. Armado con unas tijeras, se abalanzó sobre su abuela mientras le decía que la iba a matar. La mujer se protegió con las manos y sufrió cortes. El joven la tiró entonces al suelo de un empujón, arrancó un listón de madera de la puerta del piso que ya había destrozado y lo utilizó para golpear a la mujer en la cabeza y otras partes del cuerpo. La víctima precisó asistencia médica, pero no sufrió lesiones graves. Antes de irse, rompió un teléfono y un televisor. El acusado fue detenido al día siguiente y desde entonces está preso.

La fiscalía imputa al joven un delito de homicidio en grado de tentativa, tres de amenazas y otro de daños. Por ellos reclama penas que suman 15 años de prisión y que indemnice con unos 8.300 euros a su abuela y su tío por las lesiones, los daños morales y los destrozos que causó en su domicilio.