Un joven ha sido condenado hoy a dos años y medio de prisión por causar un accidente de tráfico en el que murió su hermano y una chica resultó herida grave cuando conducía ebrio, drogado y en dirección contraria por la autopista de Inca. El acusado se ha declarado autor de delitos de homicidio y lesiones imprudentes y conducción temeraria tras alcanzar un acuerdo de conformidad con la fiscalía, que reclamaba inicialmente cuatro años de prisión.

El accidente ocurrió hacia las tres de la madrugada del 27 de enero de 2018. El acusado iba al volante de un Volkswagen Golf, con su hermano de 18 años como copiloto. Estaba ebrio y entró en la autopista en dirección contraria a la altura de la salida hacia Binissalem y Alaró. Recorrió así cinco kilómetros en dirección a Palma y estuvo a punto de chocar con dos coches, cuyos conductores advirtieron su presencia y pudieron esquivarle. Sin embargo, un tercer turismo que realizaba un adelantamiento no pudo apartarse a tiempo y chocaron de frente.

Un conductor kamikaze causa un accidente mortal en Mallorca Vídeo: Agencia Atlas

En el siniestro falleció el hermano del conductor del Golf y la chica que iba al volante del otro coche sufrió lesiones muy graves. También el acusado tuvo que ser hospitalizado por las heridas sufridas. La analítica a la que fue sometido reveló que su tasa de alcohol en sangre era cuatro veces superior a la máxima permitida y que además había tomado benzodiacepinas.

La fiscalía le imputó cuatro delitos y reclamó para él cuatro años de prisión. Hoy, la abogada defensora ha alcanzado un acuerdo con el ministerio público y finalmente el acusado ha aceptado una condena de dos años y medio de prisión. Durante la vista, se ha mostrado conforme con los hechos, pero ha asegurado que no había tomado drogas aquel día. La magistrada ha dictado sentencia en el acto.