Agentes de la Policía Nacional de Palma arrestaron el domingo por la noche a dos jóvenes colombianos de 24 y 25 años de edad, como presuntos autores de un delito de daños en mobiliario público y al menos nueve vehículos. Además uno de ellos también profirió amenazas de muerte contra un conductor.

Los hechos se produjeron la noche del pasado domingo entre el barrio de Son Armadams y el de Santa Catalina, sobre las 22:40 horas, después de recibir numerosas llamadas en la sala del 091 que alertaba que dos jóvenes estaban golpeando varios vehículos estacionados en las calles y que estaban dañando los mismos.

Desperfectos provocados por los detenidos en distintos coches aparcados.

Desperfectos provocados por los detenidos en distintos coches aparcados. CNP

Varias patrullas se desplazaron al lugar siendo requeridos por algunos testigos y perjudicados que les indicaron el camino que habían tomado los jóvenes, dirigiéndose a su encuentro y les sorprendieron cuando arrancaban un transformador de luz, que impactó contra un coche, que sufrió daños.

Los agentes lograron interceptarlos y que depusieran su actitud, al mismo tiempo que se entrevistaron con varios testigos y perjudicados que se encontraban en la vía pública. Uno de ellos manifestó que habían dañado su vehículo y uno de los jóvenes le profirió amenazas de muerte.

Otros ciudadanos indicaron que los jóvenes habían dañado el mobiliario público y los vehículos estacionados en la vía pública mientras caminaban por la calle.

Desperfectos provocados por los detenidos en distintos coches aparcados.

Desperfectos provocados por los detenidos en distintos coches aparcados. CNP

Los agentes realizaron una inspección por el lugar indicado por las víctimas y testigos y comprobaron que había un total de nueve vehículos dañados con rotura de los espejos retrovisores y golpes en la chapa, además de localizar varias papeleras arrancadas, algunas de las cuales supuestamente fueron lanzadas contra los vehículos.

En vista de los hechos, los agentes procedieron a la detención de los dos jóvenes como presuntos autores de un delito de daños y a uno de ellos también por amenazas.