Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un joven denuncia que la Guardia Civil tiroteó su coche al huir en Marratxí

El vehículo recibió al menos dos balazos, uno de los cuales atravesó la luna trasera y acabó en el reposacabezas del copiloto - El conductor alega que emprendió la fuga porque entró «en pánico» al ver que los guardias sacaban sus armas

Impactos de las balas en la luna trasera del vehículo.

Impactos de las balas en la luna trasera del vehículo.

Un joven ha denunciado que la Guardia Civil tiroteó su coche cuando huía de una patrulla que le dio el alto en Marratxí. El vehículo recibió al menos dos balazos, uno de los cuales atravesó la luna trasera y acabó en el reposacabezas del copiloto. El conductor del vehículo, en el que viajaban cuatro personas, explicó que se fugó porque entró «en pánico» al ver cómo los agentes que lo interceptaron iban a desenfundar sus armas. En su huida se encontró con otros tres vehículos del instituto armado y chocó contra uno de ellos, pero consiguió continuar la marcha y escapar hasta su casa. El joven denunció los hechos unos días después y el caso está ya en manos de un juzgado de instrucción de Palma, que ha abierto diligencias para aclarar lo ocurrido.

El incidente ocurrió el 8 de mayo por la noche en Son Bonet y un juzgado de Palma está investigando lo ocurrido

decoration

Los hechos ocurrieron, siempre según el denunciante, el pasado 8 de mayo hacia las diez y media de la noche. El joven, español de 25 años, iba al volante de su Audi RS de matrícula lituana con su pareja y dos amigos por la carretera vieja de Inca, en Marratxí. Cuando se encontraban a la altura del aeródromo de Son Bonet, un vehículo de la Guardia Civil le adelantó por la izquierda con los dispositivos luminosos activados. El coche del instituto armado frenó justo delante del Audi y se cruzó en la calzada para cerrarle el paso. El denunciante señala que mientras frenaba vio cómo dos agentes se apeaban y llevaban sus manos a sus armas reglamentarias «haciendo intención de sacarla», aunque admitió que no llegó a ver si las desenfundaron.

Parte de un proyectil.

El conductor optó entonces por escapar. Según alega, entró en pánico por la actitud de los guardias y dio medio vuelta. En ese momento llegó al lugar otro coche de la Guardia Civil que circulaba por su carril y le obligó a hacer una brusca maniobra para evitar una colisión.

Daños en el lateral causados por la colisión contra uno de los coches de la Guardia Civil.

El joven afirma que justo en ese momento escuchó un primer disparo que impacto en la parte trasera, en un lateral a la altura de la rueda. Los cuatro ocupantes, alarmados, agacharon la cabeza y enseguida oyeron un segundo disparo. Este atravesó la luna trasera y acabó impactando en el reposacabezas del copiloto, según comprobó después. Además, un fragmento del proyectil golpeó el parabrisas delantero, que sufrió daños.

El denunciante decidió continuar la huida a pesar de los disparos. Se topó de frente con otros dos vehículos de la Guardia Civil. Esquivó al primero y el segundo chocó contra el lateral derecho de su Audi. Pese a esta colisión, el joven pudo continuar la marcha y llegó hasta su domicilio, situado a unos tres kilómetros.

Agujero en el reposacabezas del copiloto.

Una vez allí, examinó con detenimiento el coche y descubrió el agujero del reposacabezas, del que sobresalía un fragmento de una bala. También comprobó entonces que había un orificio en la parte trasera, junto a una rueda -causado al parecer por el primer disparo- y que el lateral derecho del vehículo estaba destrozado por el choque contra el cuarto automóvil de la Guardia Civil. En esa zona detectó también otro posible impacto de bala.

El joven presentó la denuncia seis días después, el 14 de mayo, en el puesto de la Guardia Civil del Pont d’Inca. Según declaró, no sabe por qué los agentes le dieron el alto e insistió en que huyó porque tuvo miedo al ver que iban a sacar las armas.

Orificio junto a la rueda trasera derecha.

La denuncia ha llegado ya a un juzgado de instrucción de Palma, que ha abierto una investigación para esclarecer lo sucedido. La Guardia Civil, preguntada por este diario, no ofreció información oficial sobre el incidente.

Compartir el artículo

stats