Un hombre fue condenado ayer a dos años de prisión por abusos sexuales a una niña de 14 años en Maó, en Menorca. El acusado reconoció durante el juicio en la Audiencia de Palma que en el verano de 2019 sometió a tocamientos a la menor cuando ambos dormían en un edificio deshabitado tras estar juntos de fiesta. El hombre aceptó indemnizar a la víctima con 1.000 euros y una orden de alejamiento de tres años.