Suscríbete

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los agresores de Son Gotleu dispararon contra una casa y a la víctima en la calle

Los investigadores vinculan el incidente a un enfrentamientos entre dos clanes: los Pelúos y los Manzano

Dos agentes de Policía buscan casquillos de bala en la calle Sant Fulgenci. Guillem Bosch

Los responsables del tiroteo del martes en la calle Sant Fulgenci, en la barriada palmesana de Son Gotleu portaban armas cortas y largas. Dispararon primero a la ventana de un domicilio y luego contra un joven, que recibió tres impactos de bala en la espalda y en el brazo. Los proyectiles eran al parecer de pequeño calibre, porque el herido no sufrió heridas graves y recibió el alta en Son Espases esa misma tarde. El Grupo de Homicidios de la Policía Nacional está buscando a los agresores. Los testigos vinculan el incidente a un ajuste de cuentas entre dos clanes de delincuentes que operan en la zona, el de los Pelúos y el de los Manzano.

Los investigadores han reconstruido el incidente, ocurrido sobre las seis de la tarde en la calle Sant Fulgenci de Palma. Parece ser que un grupo, formado por tres o cuatro individuos , armados con al menos un arma corta y otra larga, llegaron al lugar en un coche. Gritaron amenazas y dispararon primero contra las ventanas de una casa en la que había seis personas, aunque no hirieron a ninguna de ellas. Luego atacaron a un joven que estaba en la calle y que recibió tres impactos, dos en la espalda y uno en el brazo. Inmediatamente después se escaparon en el coche.

Así vivieron los vecinos el tiroteo en la barriada de Son Gotleu

Así vivieron los vecinos el tiroteo en la barriada de Son Gotleu

Tras recibir los primeros avisos sobre lo ocurrido, la Policía Nacional y Policía Local de Palma desplegó en la zona un gran número de agentes, que acordonaron la calle. Se trataba de evitar que se reprodujera un incidente violento, y al mismo tiempo de preservar las pruebas del delito.

Recogen los casquillos

Los investigadores recorrieron la calle en busca de los casquillos de bala que habían quedado esparcidos y tomaron declaración a los testigos. Mientras, el joven herido, de 29 años, fue trasladado con urgencia a Son Espases. Los médicos que le atendieron comprobaron que las lesiones que sufría eran leves, al parecer porque los proyectiles que le alcanzaron eran de un calibre pequeño.

Los agentes trabajan con la hipótesis de que se trata de un ajuste de cuentas entre clanes de delincuentes que operan en la zona. Las llamadas de las personas que alertaron a la Policía el martes por la noche refirieron que los implicados llevaban horas discutiendo antes de que se produjera el tiroteo. Los agentes continuaban ayer tomando declaraciones a los implicados, incluido el joven que recibió los disparos.

Los investigadores, en el lugar del tiroteo. | GUILLEM BOSCH

Algunos testigos vinculan el incidente al enfrentamiento de dos clanes familiares: el de los Pelúos y el de los Manzano. El joven herido sería miembro de los Pelúos, una familia muy conocida por sus vínculos con el narcotráfico. Dos de sus miembros ya fueron condenados por matar a tiros en Son Banya en 2009 a Josefa Cortés Moreno, la Parrala, del clan de la Paca.

Compartir el artículo

stats