Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Escrito al juez

El asesino de Manuela Chavero pide salir de prisión

Argumenta que ha colaborado en la reconstrucción del crimen. Si consigue la libertad, vivirá con su madre y su hermana lejos de la familia de la víctima

Manuela Chavero en una foto cedida por su familia.

Manuela Chavero en una foto cedida por su familia.

Solo tres días después de salir de la cárcel de Badajoz para reconstruir su crimen ante la comitiva judicial y los investigadores de la Guardia Civil, Eugenio Delgado, el presunto asesino de Manuela Chavero, pidió al juez su puesta en libertad, según ha sabido El Periódico de Catalunya. En un escrito presentado por su abogado el pasado lunes, 10 de mayo, ante el juzgado de instrucción número 1 de Zafra, Delgado solicita que "deje sin efecto la medida de prisión provisional en que se encuentra" desde septiembre, cuando fue detenido después de que condujera a los agentes hasta el cadáver de su vecina, que mantuvo cuatro años escondido en una finca de su propiedad. Una petición a la que el fiscal y las acusaciones ya se han opuesto.

El letrado de Delgado defiende su puesta en libertad esgrimiendo que el acusado "ha participado en la reconstrucción de los hechos y demás diligencias de investigación", confesó el lugar donde ocultaba el cadáver de Manuela y "ha consignado una cantidad económica (unos 75.000 euros, según fuentes de la investigación) procedente de la venta de una de sus propiedades para paliar en la medida de lo posible la responsabilidad económica en que pudiese incurrir si es condenado".

La fiscalía y las acusaciones rechazan todos sus argumentos y recuerdan al juez que las razones por las que ingresó en prisión "no han variado". La abogada de la familia de Manuela, Verónica Guerrero, alega en su escrito que Delgado, que insiste en que la mujer murió de una caída accidental a pesar de que tenía dos dientes, la nariz y tres costillas rotas cuando la encontraron, no solo no ha confesado los hechos, sino que ofrece una versión "tan alejada de lo que ocurrió" que sería "una temeridad" considerar su relato como prueba de que esté colaborando para esclarecer los hechos. Así lo ponen de manifiesto los informes del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses y el Instituto de Medicina Legal de Badajoz.

Beneficios penitenciarios

Además, la familia de Manuela recuerda que el acusado solo reveló el paradero del cadáver cuatro años después de la desaparición y muerte de la mujer, el 5 de julio de 2016, y lo hizo "en el momento en que se supo completamente cercado y acorralado" por los investigadores. Para la familia de la víctima, la cantidad de dinero que Delgado ha aportado para hacer frente a una futura responsabilidad civil "es insuficiente, está decidida sin ninguna base objetiva" y va encaminada a "su propio interés, que es el de obtener beneficios penitenciarios".

Por otro lado, el abogado de Eugenio afirma en su escrito que Delgado no tiene antecedentes y goza de arraigo económico y familiar, lo que, a su juicio, "diluye el temor de que se sustraiga a la Administración de Justicia" si queda en libertad. La defensa del acusado tampoco ve probable que, una vez fuera de la cárcel, este "pueda dificultar la labor investigadora porque –sostiene- está prácticamente finalizada". Algo que contradice la familia de Manuela, que recuerda que la instrucción del caso está inconclusa y aún hay pruebas pendientes de aportar.

Para la abogada de la acusación, la elevada pena de cárcel a la que se enfrenta Eugenio, para quien podrían pedir prisión permanente revisable, y la "capacidad económica de que dispone", elevan el riesgo de fuga si sale de prisión. "La punibilidad de los hechos investigados, unido al hecho de que el acusado llegó a teorizar sobre la posibilidad de abandonar el país días previos a su detención, hacen que la prisión provisional haya de ser mantenida", afirma en su escrito.

Delito sexual

El fiscal, por su parte, comparte el criterio de la familia de la víctima, alude a "las contradicciones e incoherencias en la versión del acusado" y pone especial énfasis en la gravedad de los delitos que se le atribuyen a Delgado, incluyendo la posibilidad de que Eugenio agrediera sexualmente a Manuela antes de su muerte: "Existen indicios suficientes y bastantes de la comisión por parte del investigado de un presunto delito contra la vida, homicidio o asesinato, pudiendo además haber cometido un presunto delito contra la libertad sexual de Manuela Chavero".

Si el presunto asesino de Manuela consiguiera esperar su juicio en libertad, entre sus planes no está volver a Monesterio, donde el pasado 7 de mayo la hermana de Manuela, Emilia Chavero, lo increpó, rota de dolor al encontrarse cara a cara con él antes de la reconstrucción del crimen: "¡Cuenta la verdad, nos has destrozando la vida, el pueblo no te quiere!”. Según explica su abogado en su escrito, Delgado pretende “convivir con su madre y su hermana en una localidad distinta de Monesterio".

Compartir el artículo

stats