Suscríbete

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un caniche gigante descubrió a la defraudadora que fingió su muerte en Calvià

Los investigadores siguieron a la mascota de su mujer hasta su nuevo domicilio en Santa Ponça

Coche patrulla de la Guardia Civil

El amor a su perro jugó en contra de Inna Z. La fugitiva había mostrado en varias fotos en sus redes sociales a su mascota, un espectacular caniche gigante, que se convirtió en la principal pista que llevó a los investigadores a localizar su paradero. Durante semanas los detectives vigilaron las zonas donde acostumbran a pasear a los canes en las urbanizaciones más lujosas de Calvià. Un día vieron a un hombre que llevaba un perro de las mismas características y le siguieron. Se trataba del marido de la sospechosa, y les llevó hasta su casa.

Tras simular su propia muerte, la mujer había adoptado grandes precauciones para evitar ser localizada. Había cambiado de domicilio, y el coche estaba a su nombre, pero con una letra del apellido cambiada, lo que evitaba que pudiera ser descubierta durante un control policial. También contaba con documentación falsa a nombre de otra mujer.

Las fotos que colgaba en las redes sociales mostraban a un perro de una raza poco habitual en Mallorca

decoration

Pero un caniche gigante no es fácil de disimular. Se trata de una raza muy llamativa y de la que hay pocos ejemplares en Mallorca. Los investigadores instalaron punto de vigilancia en las zonas frecuentadas por los dueños de perros en algunas de las urbanizaciones más lujosas de Calvià, donde sospechaban que podría seguir residiendo la fugitiva. En uno de estos dispositivos descubrieron a un hombre que paseaba un perro de las características que buscaban. Le siguieron hasta el domicilio y lo mantuvieron vigilado. Bingo. Descubrieron que allí vivía la falsa muerta.

Con esa información, la Guardia Civil se apostó el lunes cerca del domicilio, e interceptó el coche de la mujer cuando regresaba del gimnasio. En la parte trasera del vehículo llevaba al perro.

Compartir el artículo

stats