Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Víctimas de extorsión sexual en Balears han pagado 10.000 euros a mafias latinas

El dinero recaudado a los extorsionados va a parar a países de Sudamérica

Un agente de la Policía Nacional investiga en internet.

Un agente de la Policía Nacional investiga en internet. Policía Nacional

Anuncios falsos colocados en páginas de contactos sexuales son utilizados por mafias latinas para recaudar dinero de las víctimas. El número de teléfono en una llamada o un mensaje de Whatsapp es utilizado por estas bandas para poner en marcha la maquinaria de extorsión sexual. Desde el pasado mes de diciembre, se calcula que estas organizaciones criminales han recaudado en Baleares unos 10.000 euros, que han ido a parar a países de Sudamérica.

El ‘modus operandi’ que utilizan estos delincuentes que se dedican a la Sextorsión o extorsión sexual es muy similar al que se emplea en los secuestros virtuales. Tanto en uno como en otro caso, los artífices de estas amenazas se encuentran a miles de kilómetros de distancia.

Los datos que se vuelcan en las redes sociales son utilizados con destreza por estos delincuentes para hacer más convincentes sus amenazas. Un número de teléfono empleado en una llamada o en un mensaje de Whasapp suele ser suficiente para acceder a un caudal de información subido a las redes sociales.

Los anuncios que utilizan estas mafias latinas en páginas alto contenido sexual emplean imágenes de mujeres cogidas de internet. Lo utilizan de reclamo para colocar allí un número de teléfono. Si algún incauto se pone en contacto, no tardará en recibir un mensaje amenazante tanto para él como a su familia.

Los estafadores se presentan como proxenetas y acusan a los interlocutores de haber entretenido supuestamente a las mujeres. Esto les habría ocasionado unas supuestas pérdidas que pretenden cobrarse mediante amenazas de muerte.

Para hacer más convincentes estas amenazas, el texto lo acompañan con fotografías de cadáveres descuartizados, en muchos casos niños, bajadas igualmente de internet. Estas amenazas desatan en algunas víctimas un miedo irracional que pretenden zanjar haciendo un pago. Craso error. Si la mafia latina cobra, utilizará a este mismo individuo para sucesivas extorsiones.

Amenazas inviables

Investigadores del Grupo de Atracos de la Policía Nacional se han hecho cargo de las pesquisas de este fenómeno. Los expertos insisten en que esta amenaza, por cruda que parezca, es inviable. No tienen capacidad para materializarla. No obstante, instan a interponer denuncias siempre que se reciban estos mensajes. Las indagaciones policiales han demostrado que los anuncios que utilizan estas bandas son falsos. La chica que aparece no tiene nada que ver con la extorsión. Muchos mensajes vienen de Cataluña. Allí tienen su base estos contactos intermedios. Su misión consiste en exigir una suma y mandarla a países de Sudamérica a través de empresas de envío de dinero.

WhatsApp: «Le habla el encargado de sicarios»

«Saludos le habla el encargado de sicarios». De esta manera comienzan las misivas a incautos que han llamado o han dejado un mensaje de Whatsapp en determinados anuncios de contactos sexuales. Detrás de ellos están organizaciones mafiosas, cuyos cabecillas se encuentran en determinados países de Sudamérica. «La agencia ha perdido dinero porque las chicas han perdido servicios», prosiguen. Los extorsionadores se presentan como proxenetas y culpan al interlocutor de estas supuestas pérdidas.

De esta manera encuentran justificación para las amenazas y la extorsión. «Si no quiere que esto pase a problemas personales con usted y su familia, lo mejor sería que lleguemos a un acuerdo», abundan. A partir de este momento, el interlocutor anuncia que unos matones acudirán al domicilio de la víctima. «Tengo a cuatro de mis mejores hombres en la zona esperando que usted me dé una respuesta». La Policía insiste en denunciar y no pagar, ya que no pueden cumplir las amenazas.

Compartir el artículo

stats