Un espectacular incendio se declaró ayer a primera hora de la mañana en una explanada del Pont d’Inca donde se encontraban estacionados numerosos autocares abandonados. Durante algo más de una hora, Bombers de Palma se encargaron de sofocar las llamas en uno de estos vehículos. Transcurrido ese tiempo, el fuego se dio por completamente extinguido.

El fuego se inició a las 6.48 horas en un autocar en estado de abandono estacionado en el Camí de Son Palou, en una travesía del Camí de Son Tous, en el término municipal de Marratxí. Aunque el vehículo estaba fuera de servicio desde hacía largo tiempo, todavía albergaba en su depósito combustible y aceite, que complicaban sobremanera las labores de extinción.

Numerosas dotaciones acudieron a dicha explanada para sofocar las llamas. El aceite y el combustible que contenía este autocar solo hacía viable que pudiera ser atacado el fuego con espuma para evitar que se produjera una deflagración.

Viviendas próximas

Aunque el siniestro se declaró en un solar que albergaba la antigua sede de una empresa de autocares, una serie de viviendas se encontrabas situadas a pocos metros de distancia. Por este motivo, los bomberos tuvieron que extremar la precaución a la hora de realizar las tareas de extinción.

La acción de los bomberos coincidió con el amanecer. Después de una hora de lucha contra el avance de las llamas, los efectivos pudieron contener el incendio paulatinamente. Hasta que, a las 7.50 horas, de la mañana, el fuego se declaró completamente extinguido y pudieron regresar al parque.