Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Guardia Civil identificó a los dos agresores de Cala Rajada tras el altercado

Los individuos no fueron detenidos inmediatamente porque los policías atacados solo refirieron «empujones»

Imagen del vídeo en el que aparecen los miembros del clan atacando a los policías.

Imagen del vídeo en el que aparecen los miembros del clan atacando a los policías.

La primera patrulla de la Guardia Civil que se desplazó a Cala Rajada el pasado día 2 por la tarde, poco después de que dos agentes de la Policía Local fueran agredidos por una turba, identificaron a todos los implicados que quedaban en el lugar. Entre ellos estaban los dos presuntos autores de la agresión, pero en ese primer momento no se les arrestó porque los policías locales atacados solo refirieron haber sufrido «empujones». No fue hasta esa noche cuando los agentes tuvieron acceso al vídeo grabado por un testigo, en el que se ve al grupo golpear repetidas veces a uno de los policías, cuando se abrieron diligencias por el atentado a un agente de la autoridad. El alcalde de Capdepera, Rafel Fernández, insistió ayer sin embargo en que la Benemérita sabía «a los dos minutos» que se trataba de una agresión.

El incidente ocurrió a las seis de la tarde del pasado día 2, en la calle ses Llegítimes de Cala Rajada, cuando una patrulla de la Policía Local de Capdepera que había acudido tras recibir quejas por una fiesta ilegal en un domicilio, fue atacada por una decena de personas, miembros de un conocido clan de la zona. En el vídeo, grabado por un testigo desde un balcón, se aprecia claramente cómo los familiares rodean y separan a los policías, y varios de los hombres propinan repetidos puñetazos a un agente, hasta que cae al suelo y se mete en el coche.

Investigan la agresión a un policía local en Cala Rajada

Poco después llegaron al lugar más patrullas de la Policía Local y la Guardia Civil. Aunque muchos de los familiares se habían marchado ya, los guardias civiles identificaron a varios de los implicados que seguían allí. Entre ellos estaban los dos hombres que posteriormente fueron detenidos. Sin embargo, en ese primer momento no fueron arrestados porque los policías locales solo refirieron haber sufrido «empujones».

El alcalde de Capdepera, la regidora y el jefe de la Policía, tras la reunión en Delegación. | X.P.

No fue hasta esa noche cuando los agentes visionaron el vídeo que había grabado un testigo, y comprobaron que se trató de una agresión en toda regla, por lo que informaron a la Policía Local de que iban a abrir diligencias y solicitaron la información que tuvieran. El agente herido presentó la denuncia formal al día siguiente, el día 3, por la tarde. Los dos presuntos agresores fueron finalmente detenidos el día 5, cuando se presentaron en el cuartel de Artà tras ser citados por la Guardia Civil.

"Las medidas contra los arrestados las pidieron los abogados del Ayuntamiento y los policías", dice Fernández

decoration

El alcalde de Capdepera, Rafel Fernández, ha criticado duramente esta demora de tres días en los arrestos y ha solicitado una investigación interna al ministerio del Interior. Ayer, en declaraciones al programa Els dematins de IB3, insistió en que «en un primer momento no se sabía lo que había pasado, pero a los dos minutos la Guardia Civil ya sabía que se había tratado de una agresión». Fernández dijo que las medidas cautelares contra los detenidos se tomaron porque las pidieron los abogados del Ayuntamiento y de los policías atacados.

Compartir el artículo

stats