Un hombre de unos 65 años que al parecer sufre síndrome de Diógenes ha resultado intoxicado en un incendio declarado esta madrugada en su vivienda, en la calle Joan Munar de Palma, donde acumulaba una gran cantidad de trastos. El fuego, detectado por los vecinos, se ha extendido por todo el piso y ha causado grandes daños. La víctima ha sido localizada por los bomberos en la coladuría y ha sido trasladada en ambulancia a Son Espases. Una adolescente ha tenido que ser atendida también al sufrir una crisis nerviosa. Los bomberos han trabajado durante dos horas para sofocar las llamas.

Los hechos, según han explicado fuentes de los Bombers de Palma, han ocurrido poco antes de las cuatro y media de la madrugada en una vivienda de la segunda planta del número 11 de la calle Joan Munar. Varias llamadas han alertado a los servicios de emergencias de que veían salir humo del inmueble. Al lugar han acudido rápidamente dotaciones de los Bombers de Palma, patrullas de Policía y ambulancias.

Los bomberos se han adentrado en la vivienda en busca de víctimas y han rescatado al morador, un hombre de unos 65 años que estaba en la coladuría. Presentaba síntomas evidentes de intoxicación por inhalación de humo y ha sido trasladado en ambulancia a Son Espases. Los efectivos sanitarios han tenido que atender también a una menor de 17 años que sufría una crisis de ansidedad.

Los equipos de extinción han comprobado que el fuego se había extendido ya por cuatro habitaciones de la vivienda, donde había una gran cantidad de enseres acumulados. Según las primeras averiguaciones, el morador padece síndrome de Diógenes, un trastorno que lleva a acumular objetos de todo tipo e incluso basuras en los inmuebles. Los especialistas han trabajado durante dos horas, hasta las seis y media de la madrugada, para sofocar las llamas, que han causado grandes daños en el piso.

Las causas del incendio son por el momento una incógnita. Se ha abierto una investigación para determinar cómo se inició el fuego, han explicado las mismas fuentes.