Cisma entre la Policía Local de Capdepera y la Guardia Civil. El alcalde de la localidad, Rafel Fernández, anunció este martes la ruptura de relaciones con el instituto armado. Las diferencias radican en lo que consideran una demora injustificada en la detención de los presuntos agresores de un agente el pasado Viernes Santo en Cala Rajada, al acudir a una fiesta ilegal. En este sentido, el primer edil abundó en que pedirá «explicaciones» a la Delegación del Gobierno en Balears por esta actuación.

Fernández, en una comparecencia en el Centro Cap Vermell de Cala Rajada, calificó de «actitud sospechosa», el comportamiento de la Guardia Civil en la detención de los dos presuntos agresores de un agente de la Policía Local de Capdepera. Asimismo, el primer edil tildó de «tibia» la actuación del instituto armado. De hecho, ha dejado entrever que este comportamiento pudiera responder a que los agresores del agente, el pasado viernes al acudir a una fiesta ilegal, pudieran ser confidentes. «No entendemos la manera de actuar de la Guardia Civil mediante un proceso de instrucción y después la detención, al revés de lo que se suele hacer a diario», subrayó el alcalde de Capdepera. En este sentido, Rafel Fernández emplazó el mantenimiento de esta ruptura de relaciones con el instituto armado, al menos, hasta la celebración de la próxima Junta Local de Seguridad. Durante este periodo, Fernández indicó que la colaboración de la Policía Local de Capdepepera con la Guardia Civil se ceñirá, a partir de ahora, a lo «estrictamente necesario». En concreto, a los «mínimos de colaboración recogidos por la Ley»

Varias personas agredieron a un policía local en Cala Rajada

Otro de los aspectos ampliamente criticados por el alcalde de Capdepera fue el procedimiento utilizado para la detención de los dos presuntos agresores de la Policía Local. Los dos hermanos se personaron el pasado lunes en el cuartel de la Guardia Civil de Artà y se entregaron voluntariamente. Una vez allí, se les tomó declaración y quedaron detenidos.

Te puede interesar:

«Actuación contundente»

«Primero nos piden el expediente y luego negocian con ellos para ver cómo y cuándo tienen que entregarse», abundó Fernández. Además, el alcalde de Capdepera se preguntó públicamente dónde no había funcionado el mecanismo para que se produjera «una actuación contundente». Por su parte, desde la Delegación del Gobierno en Balears se abstuvieron este martes de realizar declaraciones en alusión al anuncio del alcalde de Capdepera de la ruptura de relaciones con la Guardia Civil. Así, la institución indicó que la delegada Aina Calvo abordará este problema en la próxima Junta Local de Seguridad.