Una operación conjunta de la Policía Nacional y Vigilancia Aduanera ha permitido desarticular en Son Servera una organización familiar que distribuía en la isla cocaína enviada directamente desde Colombia. Fueron arrestadas ocho personas e intervenido medio kilo de cocaína y una plantación de marihuana.

Las investigaciones se originaron a mediados de 2020, cuando la Policía colombiana interceptó en el aeropuerto de Bogotá un paquete con 4,5 kilos de cocaína, cuyo destino era un domicilio de Son Servera.

Las gestiones posteriores culminaron el pasado 28 de marzo, cuando fueron arrestados ocho miembros de un clan familiar de narcotraficantes. Los agentes intervinieron en Son Servera medio kilo más de cocaína y una plantación de marihuana.