Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

Confunden en Vigo a un hombre de 46 años con otro de 82... para la vacunación

"Todavía me llamaba más la atención que me avisasen para vacunarme cuando a mi abuela, de 92 años, del área sanitaria de A Coruña, no la han citado", ha dicho uno de los implicados

Centro de salud de A Doblada.

Centro de salud de A Doblada.

Marcaban los relojes las 9.00 horas cuando Carlos Fernández Balseiro, vecino de Vilagarcía, recibía una llamada este lunes para informarle de la cita de vacunación contra el COVID-19. Con 46 años, sabía que no era su turno. Y, efectivamente, no lo era. Según relató a FARO minutos después de esta "anécdota", se pusieron en contacto con él "desde el Sergas" para acudir al centro de salud de A Doblada, en Vigo. ¿La razón? Buscaban a un hombre con su nombre y apellidos... pero de 82 años.

"Todavía me llamaba más la atención que me avisasen para vacunarme cuando mi abuela, de 92 años, sigue a la espera"

decoration

"A la persona que me llamó le dije que tenía que ser un error, que no me tocaba vacunarme. Fue en ese momento cuando le conté que tenía 46 años, y no 82. Es decir, están buscando a un Carlos Fernández Balseiro de 82 años que está adscrito al centro de salud de A Doblada. Y ese no soy yo (risas)", aseguró. "Todavía me llamaba más la atención que me avisasen para vacunarme cuando a mi abuela, de 92 años, del área sanitaria de A Coruña, no la han citado. Es surrealista... después de lo que hemos pasado con el COVID y, ahora, este caos. Tampoco sabían que ya había pasado el COVID. Ya hubo lío en el seguimiento de contactos de positivos y ver que vamos así mete miedo. Si no digo nada, me presento allí... ¿y qué pasa?", reflexiona.

Fue una prima de su mujer la que facilitó el contacto: "La llamaron para pedirle mi número de teléfono. No sé cómo les apareció una relación con el teléfono de ella. No tengo ni idea. Luego, al decirles que no era yo, la volvieron a llamar para preguntarle por qué les había dado mal el contacto de Carlos Fernández Balseiro. Cuando me lo contó mi prima, fueron unas risas. No sé qué pudo pasar cuando el DNI y el número de la Seguridad Social no coinciden", añade.

FARO se ha puesto en contacto con el Sergas para comprobar si ha sido un error del servicio público o un episodio ajeno, cuestión que se dará a conocer en cuanto este periódico obtenga respuesta.

Compartir el artículo

stats