La fiscalía solicita un año de prisión para un auxiliar de enfermería del hospital psiquiátrico de Palma por mostrarle el pene a una usuaria del centro discapacitada. El sospechoso está acusado de un delito de exhibicionismo y será juzgado en las próximas semanas tras no alcanzar un acuerdo con la fiscalía en la vista celebrada ayer.

Los hechos, según la acusación, ocurrieron el 2 de abril de 2019 en la unidad de psicogeriatría. El hombre acompañó al baño a una mujer de 58 años que estaba ingresada por una discapacidad intelectual avanzada. Mientras ella se sentaba en el váter, él cerró la puerta, se bajó los pantalones y le mostró a la víctima el pene erecto. El acusado se marchó del lugar ante el rechazo mostrado por la víctima.

La fiscalía considera que estos hechos constituyen un delito de exhibicionismo ante persona discapacitada, por el que reclama una condena de un año de cárcel.