Un joven de 23 años ha sido condenado en Ibiza a 42 días de trabajos a beneficio de la comunidad por circular en una moto de gran cilindrada a 165 km/h, ha informado la Guardia Civil este jueves en un comunicado.

El motorista fue detectado el pasado 27 de enero en la carretera Ei-700 (Ibiza-Sant Josep), que tiene limitada la velocidad 60 km/h, por la Guardia Civil de Tráfico, a través del equipo de radar.

El conductor ha sido investigado como presunto autor de un delito contra la Seguridad Vial y ha pasado a disposición judicial donde se ha celebrado un juicio rápido.

Además de la condena a 42 días de trabajos en beneficio de la comunidad, que sustituye la sanción económica, se le ha retirado el permiso de conducir durante 20 meses.

Por otra parte, durante el mes febrero, la Guardia Civil de Tráfico de Ibiza ha denunciado a 63 motoristas en carreteras del norte de la isla, por diferentes incumplimientos al Reglamento General de Conductores.

Desde la Guardia Civil destacan que se ha intensificado la vigilancia en esas mismas carreteras para velar por la seguridad vial de los usuarios.