Un joven de diecisiete años, identificado como Pablo Fuentes, falleció ayer por la mañana en el hospital de Son Espases al no poder superar las gravísimas lesiones que sufrió la noche anterior, cuando chocó con su moto contra un turismo en la Carretera Vieja de Inca, en las proximidades de Binissalem.

El accidente, según informan fuentes de la Guardia Civil de Tráfico, ocurrió sobre las diez menos cuarto de la noche del lunes, a la altura del kilómetro 23,3 de la Carretera Vieja de Inca (Ma-13a).

El joven circulaba en una motocicleta Honda CBF 125 que colisionó contra el lateral de un turismo Peugeot 307, al que intentó adelantar justo cuando el coche efectuaba un giro a la izquierda.

El joven llevaba puesto el casco, pero sufrió múltiples traumatismos. Al lugar se desplazó una ambulancia del 061 y el personal sanitario pudo estabilizarlo y trasladarlo al hospital de Son Espases que activó el Código Trauma, que se pone en marcha en casos de accidentados graves.

El joven entró en el hospital en estado crítico, y finalmente no pudo superar la gravedad de sus lesiones. Falleció ayer sobre las diez de la mañana.

Mientras tanto, la Guardia Civil de Tráfico abrió una investigación para determinar las circunstancias del accidente. Tras el siniestro los agentes realizaron pruebas de detección de alcohol y drogas al conductor del turismo, que dieron resultado negativo.

El Club de Bàsquet Ciutat d’Inca, donde jugaba el joven fallecido, publicó ayer una nota de condolencia en el que le recordaba como «un joven atento, amable, alegre y lleno de vida, buen compañero y amante del básquet».

El Club de Bàsquet Ciutat d’Inca, donde jugaba, publicó una nota expresando sus condolencias

Con la muerte del joven son siete las personas que han perdido la vida este año en accidentes de circulación en las carreteras de las islas. De ellos, dos eran peatones -una era una anciana que fue atropellada cuando cruzaba un paso de cebra en Son Servera y otro un hombre que se bajó de un coche averiado cerca de Algaida. Otros tres eran ocupantes de coches y otro fue un adolescente de 16 años que iba en moto y chocó contra un camión en Banyalbufar.