Un individuo la emprendía a golpes con las tragaperras de dos salones de juegos de Palma para compensar su frustración. A una de las máquinas le arrojó un taburete y a otras le propinó puñetazos y golpes. La Policía Nacional ha detenido el pasado 18 de febrero a un hombre de 29 años por dos presuntos delito de daños.

Los hechos ocurrieron los días 14 de septiembre y 7 de noviembre del año pasado. El sujeto se encontraba en dos ocasiones en un salón de juegos de Palma jugando a las tragaperras. En un momento dado, la emprendió a golpes con una máquina. Cuando estaba a punto de salir,. le arrojó un taburete a otra mientras una empleada le recriminaba su actitud.

Sus segundos actos vandálicos ocurrieron el pasado 7 de noviembre. Entonces estaba jugando en otro salón de juego. En un principio, le dio pequeños golpes a dos máquinas en las que estaba jugando. Su actitud nerviosa ya quedó en evidencia. Acto seguido le propinó puñetazos a otra de las tragaperras.

Varias personas presenciaron cómo el individuo golpeaba las máquinas. Entre estas estaban tanto el personal de los salones de juegos como otros clientes.

Tras la posterior investigación, agentes de la Policía Nacional le detuvieron por dos presuntos delitos de daños.