Un trabajador de 50 años murió este lunes por la mañana en el Dique del Oeste de Palma. Al parecer la víctima falleció después de que se rompiera un bloque de hormigón en el que estaba subido y quedara atrapado junto a una máquina pesada. La Policía Judicial de la Guardia Civil abrió una investigación para esclarecer cómo se produjo el óbito del operario.

El trágico accidente laboral ocurrió sobre las nueve menos cuarto de la mañana en las obras que hay de una empresa en las instalaciones del Club de Mar, situada a los pies del Castillo de San Carlos. En concreto, se trata del tinglado de la ribera de San Carlos, destinado a almacén y a hacer acopio de material. 

Los operarios estaban moviendo pesados bloques de hormigón cuando se produjo el trágico accidente. En un principio se plantearon varias hipótesis sobre cómo había ocurrido el fatal accidente. Las primeras pesquisas apuntaban a que se podría haber roto un cable que sustentaba uno de estos bloques de varias toneladas o que el operario hubiera caído al suelo desde una máquina en la que pudiera haber estado trabajando.

Investigadores de la Policía Judicial de la Guardia Civil realizaron una reconstrucción del accidente laboral

La posterior reconstrucción del siniestro de los investigadores de la Policía Judicial de la Guardia Civil sirvió para arrojar algo de luz sobre cómo se había producido el siniestro. Al parecer, la víctima se encontraba subida en uno de estos bloques de hormigón cuando, de repente, este se rompió y cayó al suelo. A continuación, el operario quedó atrapado bajo el voluminoso objeto y la máquina y falleció.

Consternación

Tras avisar a los servicios de emergencia, las asistencias sanitarias del Ib-salut se trasladaron rápidamente en ambulancia al Dique del Oeste. Los facultativos no pudieron hacer nada por la vida del trabajador y certificaron su defunción. También acudieron con celeridad agentes de la Policía Portuaria.

Finalmente, investigadores de la Policía Juidicial de la Guardia Civil analizaron cómo se produjo este accidente laboral mortal, que causó una gran consternación al resto de trabajadores.