La Policía Nacional ha detenido a un hombre por robar en dos comercios en Palma. El sospechoso, que ha ingresado en prisión por orden judicial, rajó un toldo y rompió un cristal para entrar en los locales de madrugada. En uno de ellos logró llevarse el dinero de la caja y en el otro tuvo que huir al activarse la alarma.

El primer robo fue cometido en la madrugada del 8 de enero en una peluquería de la zona de Cala Major. El ladrón rompió el cristal de la puerta de entrada y consiguió hacerse con la caja registradora.

Tres días después, también por la noche, se produjo otro robo en Camp Redó. Hacia las cuatro de la madrugada, el delincuente rajó el toldo de plástico del establecimiento. Pero cuando entró empezó a sonar a la alarma y decidió huir.

El grupo de Robos de la Policía Nacional puso en marcha una investigación y recabó pruebas de que los dos hechos eran obra de la misma persona. El sospechoso fue identificado y el pasado jueves fue detenido. Al día siguiente fue puesto a disposición del juez de guardia, que ordenó su ingreso en prisión, según ha informado la Policía Nacional.