Un joven de 16 años murió ayer por la mañana en un accidente de tráfico en la Serra de Tramuntana. La víctima chocó con el ciclomotor que conducía contra un camión del Institut Balear de la Natura (Ibanat) en Banyalbufar y falleció en el acto. Las asistencias sanitarias del IB-Salut no pudieron hacer nada por su vida.

El trágico accidente de tráfico ocurrió sobre las 11.15 horas de la mañana de ayer en el punto kilométrico 80.150 de la MA-10 entre Esporles y Estellencs. En concreto a la altura del cruce con el Port des Canonge. La colisión del pequeño ciclomotor con el vehículo pesado del Ibanat tuvo consecuencias fatales para el conductor del primero.

Hasta el lugar del siniestro se trasladaron las asistencias sanitarias del IB-Salut a bordo de una UVI móvil. Los facultativos no pudieron hacer nada por salvar la vida del motorista, un adolescente de 16 años, y certificaron su defunción. 

Por su parte, agentes de la Guardia Civil de Tráfico abrieron una meticulosa investigación para tratar de esclarecer cómo se había producido el fatal accidente, que le costó la vida al adolescente. Las pesquisas se centraron en reconstruir cómo ocurrió el siniestro.

Uno de los principales interrogantes que se planteó era determinar si la colisión del camión del Ibanat contra el ciclomotor había sido consecuencia de un fallo humano o producto de una avería mecánica.

Así, los efectivos de la Guardia Civil retiraron en una grúa el camión del Ibanat para examinarlo con detenimiento. Una de las cuestiones que se planteó fue verificar el estado de los frenos y si estos pudieran haber influido al no poder evitar la colisión.

La Serra, punto negro en moto

Por su parte, la Consellería de Medio Ambiente del Govern, a través de las redes sociales, envió el pésame a la familia del adolescente fallecido, al ser la propietaria del camión del Ibanat implicado en el siniestro. El conseller Miquel Mir Gual y todo el personal de dicha Consellería «queremos expresar nuestras condolencias a los familiares y amigos» del joven fallecido.

La sinuosa carretera que recorre la Serra de Tramuntana se ha convertido en el principal punto negro para los motoristas de Mallorca. La siniestralidad de las motocicletas en su recorrido se multiplica exponencialmente en comparación con cualquier otro lugar de la isla. Buena prueba de ello es que en los últimos meses cinco personas han perdido la vida cuando montaban en moto en su asfalto. Pese a esta trágica circunstancia, sus curvas son un permanente reclamo para los motoristas.

La anciana de 88 años atropellada en Son Servera falleció en el hospital 

La anciana de 88 años que el pasado 13 de enero fue arrollada por un coche en Son Servera falleció al día siguiente en el hospital, según confirmaron ayer fuentes policiales. La víctima cruzaba por un paso de cebra con ayuda de un andador cuando fue atropellada en la calle Pintor Miquel Vives, en Costa dels Pins. La anciana sufrió graves lesiones y fue trasladada al hospital de Manacor, donde murió horas después. El vehículo que la arrolló era conducido por un septuagenario, añadieron las mismas fuentes.

Son ya tres las personas que han perdido la vida en lo que llevamos de 2021 en las carreteras de Mallorca. El pasado lunes un joven de 25 años murió al colisionar de frente un Opel Corsa contra el Seat Ibiza que conducía. El siniestro tuvo lugar en la carretera de Manacor a Porto Cristo. En el siniestro resultó herido muy grave otro joven de 19 años, que ayer permanecía ingresado en estado crítico.