La Guardia Civil ha detenido a cuatro personas, tres hombres y una mujer, que presuntamente formaban una banda organizada dedicada a robar en establecimientos de los términos de Calvià y Andratx. Los investigadores les consideran responsables de 25 robos desde el pasado verano, sobre todo en peluquerías, en los que habrían conseguido un botín de cerca de 5.000 euros. Los agentes les han intervenido numerosos efectos robados, de los cuales una buena parte ya han sido devueltos a sus propietarios.

Según informa la Guardia Civil, desde el pasado verano se había detectado un notable incremento en establecimientos comerciales de Cas Català, Palmanova, Santa Ponça, Son Ferrer, El Toro, Magaluf, Peguera y Andratx. En todos los casos los ladrones actuaban de noche, cuando los locales estaban cerrados. Forzaban las cerraduras de las puertas y se llevaban todos los objetos de valor que encontraban.

La Guardia Civil inició una investigación y logró identificar a los presuntos autores, que formarían un grupo perfectamente organizado. Dos de ellos perpetraban los robos mientras que los otros dos realizaban funciones de vigilancia y logística.

Tras la detención de los sospechosos se realizaron registros en tres domicilios, donde se intervinieron numerosos objetos robados, sobre todo útiles de peluquería, tablas de paddle surf, equipos informáticos, joyas, móviles de última generación, cámaras de foto y vídeo, así como un vehículo utilizado en los robos. Todo valorado en 5.000 euros. 

La Guardia Civil les imputa la comisión de 25 robos y los cuatro detenidos han ingresado en prisión tras declarar en el juzgado. La mayor parte de los efectos intervenidos ha sido devuelta ya a sus legítimos propietarios.