Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

2020 se cierra con la cifra de muertos de tráfico en Baleares más baja de toda la historia

Durante el confinamiento, entre marzo y mayo, hubo solo dos víctimas mortales

Coche que atropelló mortalmente a un peatón en la autopista de Andratx en febrero.

Coche que atropelló mortalmente a un peatón en la autopista de Andratx en febrero.

No todos los efectos de la pandemia han sido perniciosos. El año 2020 pasará a la historia como el que registró la cifra más baja de víctimas mortales de accidentes de circulación en Balears desde que hay registros. En total 35 personas han fallecido este año en siniestros de circulación, por debajo de las 36 que murieron en 1961, que hasta ahora era el menos cruento de la historia del tráfico en las islas. Solo que entonces circulaban por las carreteras de la comunidad unos 4.000 vehículos, frente a los más de un millón que hay actualmente matriculados.

Los tres meses de confinamiento general, de marzo a mayo, en el que la circulación rodada prácticamente desapareció de las carreteras, han tenido un impacto directo en estas buenas cifras, pero sorprendentemente, los meses anteriores, enero y febrero, los últimos de la normalidad pre-covid, fueron también especialmente positivos en lo que respecta a los siniestros de tráfico.

En enero hubo un único fallecido en accidente de circulación, el conductor de una furgoneta que volcó en la autopista de Inca. En febrero fueron dos las víctimas mortales. En marzo volvió a haber una única víctima mortal en un accidente ocurrido el día 13, la víspera de la entrada en vigor del estado de alarma. En abril se mantuvo la tónica, con un único fallecido. Y en mayo se produjo un hecho inaudito. En todo el mes no hubo ni un solo accidente de tráfico mortal en las islas.

En junio, con la desescalada y una vuelta a la normalidad del tráfico, regresaron también los accidentes. Ese mes fallecieron cinco personas, otras cuatro en julio y en agosto la cifra de víctimas mortales se elevó siete, la peor del año. En septiembre descendió a tres fallecidos, en octubre hubo otros seis, dos en noviembre y otros tres en diciembre.

En total, 35 víctimas mortales, que representan un acentuado descenso respecto al año anterior, en el que hubo 49 fallecidos , y por debajo de los 36 muertos registrados en 1961, que era el mejor ejercicio desde que la Dirección General de Tráfico (DGT) comenzó con estas estadísticas, en 1960. La gran diferencia estriba en que en la actualidad hay más de un millón de vehículos matriculados en las carreteras de Balears, frente a los cerca de 4.000 que había a principios de los años sesenta.

De los 35 fallecidos este año, 16 viajaban en turismo y once eran motoristas. También hubo cinco peatones, dos ciclistas y una mujer a caballo que fue arrollada por un coche.

2020 se cierra con la cifra de muertos de tráfico más baja de toda la historia

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats