Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Fernando Corchero: «Las restricciones por el coronavirus han hecho bajar la delincuencia un 30% en Palma»

«Pese al toque de queda, el delincuente que quiere salir a robar sale, pero con tan poca gente en la calle se les detecta más fácilmente»

El inspector jefe Fernando Corchero, jefe de la Brigada de Seguridad Ciudadana.

El inspector jefe Fernando Corchero, jefe de la Brigada de Seguridad Ciudadana.

El inspector jefe Fernando Corchero, de 51 años, lleva tres años al frente de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional. Sus patrullas son la primera línea frente a la delincuencia y también vigilan el cumplimiento de las restricciones para frenar la expansión del coronavirus.

¿Cómo han influido en la delincuencia las restricciones de movilidad decretadas por la pandemia? 

En la primera fase de confinamiento, el mero hecho de delimitar la movilidad hizo que algunos delitos prácticamente desaparecieran. No había robos porque no había nadie en la calle y los comercios estaban cerrados, sin nada que robar. En lo único que no se notó una bajada fueron en los casos de violencia de género en el interior de los domicilios. Con la desescalada la delincuencia volvió a aumentar, pero nos mantenemos en niveles inferiores a años anteriores. En total puede haber bajado cerca de un treinta por ciento. 

¿Y ahora, con el toque de queda a partir de las diez de la noche, se ha notado?

Se ha notado, pero el delincuente que quiere salir a robar sale. Lo que ocurre es que al haber tan poca gente por la calle se les detecta más fácilmente, y está habiendo bastante detenciones in fraganti, sobre todo por robos en interior de vehículos o establecimiento.

¿Se están cumpliendo las restricciones del toque de queda? ¿Cuáles son los incumplimientos más habituales?

Los incumplimientos se dan sobre todo los fines de semana. Los dispositivos conjuntos que se hacen con el Govern y con la Policía Local de Palma están detectando establecimientos que no cumplen las medidas de horarios, aforo y mascarillas. Entre semana está bastante más limitado. Se puede decir que el cumplimiento de las medidas es generalizado. Los que incumplen son los menos.

«La vigilancia se ha intensificado durante los días de fiesta. No podemos bajar la guardia»

decoration

La vigilancia del toque de queda recae en buena parte en el grupo Alazán. Explíqueme quiénes son y cómo actúan.

Los alazanes se crearon en la brigada hace un par de años. Es gente con mucha experiencia en protección ciudadana y siempre en horario nocturno. Son patrullas que trabajan en coches camuflados y van de paisano. Inicialmente se dispusieron para trabajar en puntos negros de delincuencia. Con la pandemia ha ido evolucionando y los hemos puesto a trabajar para detectar incumplimientos de las restricciones, junto con la Patrulla Verda de la Policía Local, que tienen la potestad sancionadora en locales, y funcionarios del Govern que tienen la competencia en temas de sanidad.

¿Funciona bien la colaboración con la Policía Local?

Desde luego. La información es lo más importante en la Policía. Y hay informaciones que tiene la Policía Local que no nos llegaban a nosotros, e informaciones nuestras que no llegaban a la Policía Local. Ahora trabajamos de forma conjunta y todos los incumplimientos en cuestiones de horarios, aforos o temas sanitarios los tenemos centralizados.

¿Se va a intensificar la vigilancia durante las fiestas?

Todos los días va a haber el mismo dispositivo. Ya sea festivo o laborable No podemos bajar la guardia. Ya hubo controles especiales la Nochebuena y habrá más en Nochevieja para vigilar los cierres de los locales y el cumplimiento del toque de queda.

«Hemos mantenido grupos estancos para que los contagios en la Brigada no afectaran a los servicios»

decoration

Uno de los temores es que la crisis económica se tradujera en un incremento de delincuencia. ¿Hay más casos de gente que delinque porque se ha quedado sin recursos?

Eso siempre ha existido, que una persona aparentemente normal, sin antecedentes, pueda cometer un atraco en un momento dado porque sufre un problema de ludopatía o drogas. Pero son casos raros. No hemos notado un incremento de la delincuencia ni tampoco problemas de orden público.

¿Y cómo ha afectado la pandemia a la plantilla de su brigada? ¿Han tenido muchos casos?

Hemos mantenido las mismas medidas de autoprotección desde el mes de marzo. Se escalonaron los horarios y se distribuyó a la gente en grupos estancos, siempre con los mismos compañeros y el mismo vehículo. De manera que cuando hemos tenido algún positivo, en lugar de tener que confinar a 30 solo había que confinar a cuatro. Hemos conseguido que no afecte al servicio.

Compartir el artículo

stats