El 24 de agosto de 2018, hacia las dos y media de la madrugada, Jaume salió de una discoteca del polígono de Son Castelló para irse a casa. Aunque no había bebido nada de alcohol, solo pudo dar unos pasos. «Me crucé con un grupo de cuatro chicos y, sin mediar palabra, uno de ellos me dio una patada en la cara. Noté algo en la boca y empecé a escupir mis dientes, me los había partido», contó ayer el joven, de 21 años, en el juicio al presunto autor de la brutal agresión, al que identificó sin dudar. «Otro se me acercó y me dijo: ‘Más te vale irte’. Yo solo pensaba en saber por qué me había pegado y en acordarme de sus caras», afirmó. La víctima insistió en que la patada fue totalmente gratuita, sin motivo aparente. A consecuencia de la agresión, sufrió la rotura de cinco dientes y una fractura en la cara. Ha sido operado dos veces y padece secuelas respiratorias.

El acusado, que fue identificado gracias a unos vídeos subidos a las redes sociales, negó su implicación. La fiscalía pide para él cinco años de cárcel por un delito de lesiones con alevosía y que indemnice a la víctima con más de 11.000 euros. Durante el juicio celebrado ayer admitió que solía acudir a la discoteca donde ocurrieron los hechos pero rechazó haber agredido al perjudicado. «No fui yo. Se ha confundido. No conozco a estar persona, no sé por qué estoy aquí. Nunca me he pegado por ahí», explicó el procesado, que está en prisión por otras causas judiciales.

Varios agentes de la Policía Nacional explicaron que indagaron en las redes sociales tras tener obtener un vídeo subido a las redes sociales aquella misma noche por el propio sospechoso. Los policías explicaron que la víctima lo identificó entonces «sin ningún género de dudas» como el autor de la agresión.

En sus conclusiones, el fiscal destacó la «alevosía» de la agresión, ya que «la víctima no tuvo ninguna posibilidad de defenderse» y las graves lesiones que sufrió. El abogado defensor aseguró que no hay pruebas suficientes contra el sospechoso y reclamó su absolución. El caso quedó visto para sentencia.