Un equipo de Bombers de Palma y técnicos municipales inspeccionaron ayer por la mañana el edificio de la calle Eusebio Estada que en la madrugada del domingo sufrió un grave incendio en el que resultaron heridos una moradora y un miembro de los equipos de extinción. Los técnicos han comprobado que la finca no ha sufrido daños estructurales con lo que el resto de los vecinos han podido regresar a sus domicilios.

El fuego se declaró de madrugada en un dúplex, en el ático del edificio situado en el número 39 de Eusebio Estada. Las llamas se extendieron por toda la vivienda y obligaron a los moradores a saltar a la finca vecina para salvarse. Cuando llegaron los bomberos, la carga de fuego era enorme. Tuvieron que trabajar varias horas para extinguirlo y no pudieron evitar que el interior de la vivienda quedase totalmente destruido.

Los bomberos precintaron también la vivienda inmediatamente inferior a la quemada, que había quedado muy afectada por las altas temperaturas y la gran cantidad de agua que había sido necesario arrojar para extinguir las llamas. Consideraron aconsejable que los vecinos abandonaran sus viviendas hasta que los técnicos las revisaran y determinaran que no había peligro.

Incendio en Eusebio Estada

Ayer por la mañana un equipo de Bombers y técnicos municipales regresaron al edificio incendiado. Los expertos revisaron especialmente la vivienda del sexto piso, ubicada inmediatamente debajo de la que sufrió el incendio. Los técnicos realizaron catas en las paredes e inspeccionaron el techo, donde todavía había grandes goteras por el agua arrojada por los bomberos. Finalmente concluyeron que no había daños estructurales y que todos los vecinos podían volver sus casas, salvo los del ático, que ha quedado inhabitable.

De hecho, los bomberos acompañaron a la dueña de la casa quemada por si podía recuperar alguna de sus pertenencias, pero fue inútil. Todo quedó destruido.