Un grupo de ciudadanos moldavos presentaron en Palma documentación rumana falsificada para registrarse como miembros de la Unión Europea. La Policía Nacional ha detenido a 14 personas del país del Este por un presunto delito de falsedad documental. Uno de ellos, empresario de la construcción, ha sido arrestado también por favorecimiento de la inmigración irregular.

La investigación se inició el pasado 15 de octubre después de que los agentes de la Policía Nacional en la Oficina Única de Extranjería detectaran que cuatro hombres moldavos podrían portar documentos de identidad falsos de Rumanía. La finalidad era obtener un Número de Identidad de Extranjero (NIE) como ciudadanos de la Unión Europea que les permitiera trabajar y residir libremente en España.

Expertos del Grupo IV de la Unidad Contra Redes de Inmigración y Falsedad (UCRIF) de la Brigada de Extranjería detectaron en las cuatro cartas de identidad de Rumanía «claros indicios de falsedad». Tras interrogar a los titulares, estos reconocieron espontáneamente que eran originarios de Moldavia. Para obtener esta documentación entre 200 y 1.000 euros. A continuación todos ellos fueron detenidos y trasladados a la Jefatura Superior de Policía de Balears.

Contratados por una empresa

Además, los cuatro detenidos portaban consigo documentación para ser dados de alta en la Seguridad Social como trabajadores de una empresa de la construcción. En dicha sociedad aparecían como trabajadores otras diez personas, supuestamente, de nacionalidad rumana.

Las pesquisas posteriores determinaron que estas cartas de identidad de Rumanía eran igualmente falsas y correspondían a ciudadanos procedentes de la República de Moldavia. Todos ellos fueron detenidos. Un total de 13 moldavos fueron arrestado por falsedad documental e infracción de la Ley de Extranjería y el empresario por favorecer la inmigración irregular.