Un incendio declarado este lunes por la mañana en la nave de Autocars Pujol, en Andratx, dejó a 21 personas intoxicadas por inhalación de humo, dos autobuses y un camión completamente destruidos y el hangar precintado por el riesgo de desplome. Las llamas se extendieron muy rápidamente y los empleados de la empresa de transportes y de un taller anexo tuvieron que esforzarse por sacar al exterior los numerosos vehículos que había en el interior.

El incendio, según informan fuentes de los distintos organismos de emergencia, se originó en el interior de la nave de Autocars Pujor, en la calle Antoni Mulet, enfrente del ayuntamiento de Andratx, a las once menos veinte de la mañana.

En la empresa estaban revisando varios vehículos que llevaban tiempo parados, y había al menos uno al que estaban cargando la batería. El fuego habría comenzado en uno de estos vehículos y las llamas se extendieron rápidamente de uno a otro.

Los trabajadores de la empresa y los de un taller situado al lado se afanaron en sacar al exterior todos los vehículos que pudieron, en medio de escenas de gran nerviosismo. A algunos de los autocares, que llevaban tiempo parados, les costaba arrancar, y en el taller había coches históricos que tuvieron salir empujados.

Al lugar acudieron dotaciones de los Bombers de Mallorca de los parques de Santa Ponça y Llucmajor, así como agentes de la Policía Local, Guardia Civil y miembros d e Protección Civil.

Cuando llegaron los bomberos las llamas habían alcanzado grandes proporciones. Los equipos de extinción tuvieron que trabajar durante cerca de dos horas para sofocar las llamas, que destruyeron totalmente dos autocares y un camión. El fuego afectó a la estructura de la nave, que fue precintada porque había riesgo de des plome.

El 061 envió al lugar cuatro ambulancias, que atendieron a 21 personas intoxicadas por inhalación de humo. De ellos, 17 eran trabajadores, dos eran policías locales y otros dos guardias civiles. Tres personas tuvieron que ser trasladada a centros médicos.