La Policía Local de Binissalem afronta unos días complicados. Su jefe está de baja médica desde el pasado mes de mayo, y el oficial que ocupa su puesto de forma provisional se ha puesto enfermo esta semana, y tardará varios días en volver al trabajo. Con lo que la jefatura ha tenido que ser asumida por uno de los agentes más veteranos. El cuerpo lleva años sufriendo constantes recortes, al igual que los de otros pueblos de Mallorca. De la plantilla original, formada por un subinspector, dos oficiales, y once policías, actualmente solo quedan seis agentes operativos, y uno haciendo las funciones de jefe. Y todo ello coincidiendo con las fiestas del Vermar, que aunque este año han sido canceladas oficialmente, están siendo sustituidas por celebraciones más reducidas, pero igualmente prohibidas a causa de la pandemia. 

Autobús en llamas en medio del campo

El sábado de la semana pasada los efectivos del Ibanat y los Bombers de Mallorca fueron movilizados por un incendio forestal en una zona de monte, junto al Camí des Jardí den Ferrer, en el término municipal de Marratxí. Los equipos de extinción que llegaron al lugar se encontraron con una sorpresa: lo que ardía era un antiguo autobús en medio del bosque, que alguien había acondicionado como vivienda. Algún bombero cinéfilo no pudo evitar relacionarlo con Hacia Rutas Salvajes, la película de Sean Penn en la que un joven se instala a vivir en un vehículo parecido en Alaska. En este caso, el autobús quedó arrasado y por allí no apareció ningún inquilino.

Marihuana en Ruberts 

Un guardia civil tiene que echar mano de sus cinco sentidos. Y si no, que se lo digan a los agentes que participaron esta semana en la localización de una gran plantación de marihuana en el llogaret de Ruberts, en Sencelles. Los guardias tenían sospechas de que en la zona estaban cultivando estas plantas, pero ignoraban el paradero exacto. Las patrullas se repartieron por los caminos de la zona hasta que alguno de los agentes detectó el característico tufillo de la cannabis sativa. Y siguiendo el rastro llegaron a una de las mayores plantaciones descubiertas en Mallorca en los últimos años, con más de 700 plantas, algunas de cuatro metros de altura.

Cáñamo en Sencelles 

El chasco que se debieron llevar los jóvenes que se llevaron 350 plantas de cáñamo industrial que se cultivaba en una finca de Sencelles. El cáñamo es de la misma familia de la marihuana y aparentemente muy similar, con una pequeña diferencia, apenas tiene el principio activo THC, por lo que al fumarlo no provoca más efectos que el tomillo. Pero no sería porque no lo intentaron. De las 350 plantas robadas solo se recuperaron diez.

Las dificultades de la justicia a distancia

El juicio a una joven por matar a su novia en Eivissa, celebrado esta semana en Palma, fue en buena parte a distancia. Muchos de los testigos declararon a través de videoconferencia, lo que supuso una dificultad añadida. Durante una de las conexiones, una funcionaria se excusó por un contratiempo: “La tecnología es lo que tiene”. La magistrada, con sorna, replicó: “Bueno, la falta de tecnología más bien...”.