Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Numerosos peatones y coches tuvieron que esquivar al conductor huido en Palma

Los guardias que siguieron al fugitivo constataron que se saltó tres semáforos en rojo y circuló por calles en sentido contrario

Momento de la detención del fugitivo tras sufrir el accidente.

El joven detenido el jueves por la Guardia Civil de Tráfico tras protagonizar una peligrosa huida a gran velocidad por Palma llegó a poner en peligro la integridad de numerosos peatones y conductores, que tuvieron que esquivarle para evitar ser arrollados. A lo largo de su intento de fuga, que le llevó desde la Vía de Cintura a la calle Gumersindo, donde se estrelló contra dos coches estacionados, se saltó al menos tres semáforos en rojo y circuló en sentido prohibido por tres calles, según constataron los agentes de Tráfico que le perseguían. Tras ser interceptado, el joven dio positivo en el control de alcoholemia y fue arrestado por conducción temeraria.

Según explicaron ayer fuentes de la Guardia Civil de Tráfico, los hechos comenzaron sobre las cuatro de la tarde del jueves. Una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico que había acudido a un accidente por alcance sin heridos en la Vía de Cintura, a la altura de la carretera de Sóller, le dio el alto a un Opel Corsa al apreciar que circulaba de forma irregular.

El conductor desatendió las indicaciones para que se detuviera y emprendió la huida a gran velocidad por el arcén de la vía. La patrulla de la Guardia Civil de Tráfico salió inmediatamente tras él. Comenzó entonces una persecución en la que se vivieron situaciones de alto riesgo para peatones y otros conductores.

Numerosos peatones y coches tuvieron que esquivar al conductor huido en Palma DdM

El Opel Corsa se salió de la Vía de Cintura por el acceso a Son Hugo y enfiló la calle Arxiduc Lluís Salvador hacia el centro de Palma. En ese punto se saltó un semáforo en rojo, giró a la izquierda y se metió en una calle en sentido contrario. A la altura de la calle Concordia se saltó otro semáforo en rojo para proseguir por la calle Jaume Ferran. En el cruce con la calle Henri Dunant giró de nuevo en sentido contrario para volver a Arxiduc. Pasó un nuevo semáforo en rojo para girar a la derecha, e introducirse por la calle Gumersindo. Fue en este punto donde la carrera acabó abruptamente. El Opel Corsa se estrello contra dos vehículos aparcados en un lado de la calle y quedó montado sobre uno de ellos.

Los guardias civiles, que habían seguido de cerca al fugitivo todo el rato, llegaron inmediatamente y le conminaron a que saliera del coche y se tirara al suelo.

El joven fue detenido. Dio positivo en el test de alcoholemia al que fue sometido y negativo en el de drogas. La Guardia Civil le imputa un delito de conducción temeraria.

En su atestado, los agentes de Tráfico destacan que el joven llegó a saltarse al menos tres semáforos en rojo y se metió en tres calles en sentido contrario. A lo largo del intento de fuga fueron numerosos los peatones que tuvieron que saltar para evitar ser atropellados y varios conductores tuvieron que realizar maniobras evasivas para no colisionar con el fugitivo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats