Un joven, que al parecer conducía bajo los efectos del alcohol, fue detenido este jueves por la tarde por la Guardia Civil de Tráfico tras una persecución que le llevó desde la Vía de Cintura hasta la calle Arxiduc Lluís Salvador de Palma. La huida acabó abruptamente cuando el fugitivo se estrelló contra dos coches estacionados, que sufrieron grandes desperfectos. La detención provocó una gran expectación entre los vecinos de la zona, que la siguieron desde sus balcones.

El incidente ocurrió este jueves sobre las cuatro de la tarde. Una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico que había acudido al lugar de una colisión por alcance de tres vehículos en la Vía de Cintura, le dio el alto a un coche. Sin embargo, el conductor aceleró y se dio a la fuga.

El coche patrulla de la Guardia Civil salió en su persecución. El fugitivo se metió en el núcleo urbano de Palma a gran velocidad y provocó situaciones de peligro para peatones y otros conductores. 

Finalmente, en el cruce de las calles Arxiduc y Gumersindo se estrelló contra dos vehículos estacionados, que sufrieron grandes desperfectos. 

El coche fugado quedó parcialmente montado sobre otro turismo, y no pudo continuar la marcha. Los guardias civiles que le perseguían le conminaron a que saliera del vehículo y se tirara al suelo.

El joven no presentaba ninguna herida a consecuencia del accidente, aunque aparentaba estar bajo los efectos del alcohol. Los guardias procedieron a su detención y lo trasladaron hacia las dependencias de la Comandancia de Palma, donde presumiblemente fue sometido a pruebas de detección de alcohol y drogas.

Momento en el que la Guardia Civil arresta al sospechoso.

La escena provocó una gran expectación entre los vecinos de la zona. Muchos de ellos habían salido a sus balcones alarmados por el sonido de las sirenas del coche patrulla , el chirriar de las ruedas y el impacto contra los coches estacionados.

Al lugar del siniestro acudieron también dotaciones de la Policía Local de Palma, que se encargaron del atestado por el accidente.

El joven detenido podría ser acusado de un delito contra la seguridad del tráfico, ya que durante su huida provocó situaciones de elevado riesgo.

Los agentes de Tráfico continuaban con las gestiones para determinar las causas que llevaron al conductor a intentar huir. en la Vía de Cintura