Un ciudadano marroquí de 65 años falleció ayer por la tarde ahogado en la playa de Can Pere Antoni, en Palma, apenas una hora después de ayudar a otro bañista que estaba en dificultades en el mar, según explicaron varios testigos.

El incidente ocurrió sobre las cuatro de la tarde. Varios bañistas vieron a un hombre en el mar inmóvil, aparentemente sin sentido. Dos varones se lanzaron al mar para ayudarle, y posteriormente un socorrista, que pidió la intervención de una ambulancia.

La Policía Nacional y una dotación sanitaria llegaron al lugar, e iniciaron la reanimación del hombre, pero no dio resultado y falleció allí mismo.

Algunos testigos explicaron que el fallecido había ayudado hacía apenas una hora a otro bañista que estaba dificultades en el mar.