Medios aéreos y terrestres y dotaciones de bombers de Eivissa combatían ayer un incendio forestal declarado en Sant Antoni, que había consumido al menos seis hectáreas de pinar. El incendio forestal, de nivel cero, se inició el pasado fin de semana en la localidad ibicenca. No obstante, las elevadas temperaturas registradas contribuyeron a reavivar las llamas. La labor conjunta de los servicios de extinción prosiguió durante toda la jornada de ayer a la espera de que el avance de las llamas pudiera ser controlado y perimetrarlo antes de poder sofocarlo por completo.