La Guardia Civil detuvo el pasado viernes a un monitor de buceo por la presunta violación de una joven alemana en Cabrera. El arrestado y la denunciante mantienen versiones de lo ocurrido completamente contrapuestas. Por este motivo el juez ha dejado en libertad con cargos al instructor hasta que se aclaren cómo se produjeron los hechos.

Según la joven alemana, el viernes acudió con un grupo de amigos a practicar submarinismo en Cabrera. Mientras sus compañeros estaban en plena inmersión, él se habría quedado a solas con ella en la embarcación y, en un momento dado, se habría abalanzado sobre la muchacha. El instructor, por su parte, negó categóricamente que se hubiera producido agresión sexual alguna sobre la chica germana.