18 de julio de 2020
18.07.2020
Diario de Mallorca

Un vigilante impide que un joven se lance desde un primer piso en Fan Mallorca

El chico había sido expulsado previamente de un establecimiento comercial por no llevar consigo la mascarilla obligatoria

18.07.2020 | 00:15
Centro comercial Fan Mallorca donde ocurrió el jueves la tentativa de suicidio.

Un vigilante de seguridad de un establecimiento de Fan Mallorca impidió que un joven se lanzara al vacío desde un primer piso del centro comercial. Previamente, el joven había sido expulsado de un comercio por no portar consigo la mascarilla obligatoria.

Los hechos ocurrieron sobre las seis de la tarde del jueves en el Primark de Fan Mallorca. Los vigilantes de seguridad prestaban especial atención a que todos los clientes portaran la mascarilla obligatoria para poder acceder a las instalaciones. Uno de los guardas se percató de que un joven no la llevaba puesta. Tampoco tenía esta prenda aséptica en sus bolsillos y fue conminado a abandonar el recinto.

Lo que en un principio se perfilaba como una actuación rutinaria frente a los contagios potenciales de la Covid-19 estuvo a punto de tornarse en tragedia. El vigilante de seguridad, de la empresa Prosegur, escuchó un griterío procedente del exterior. El joven que acababa de ser expulsado por no cumplir con las medidas sanitarias frente a la pandemia, amenazaba con quitarse la vida.

Así, el muchacho se había encaramado y se había sentado en la barandilla que separa uno de los patios. Tenía medio cuerpo y las piernas por el lado exterior. Además, hacía ademán de intentar lanzarse al vacío. Una gran cantidad de público se había arremolinado en las proximidades.

Aproximación con cautela

La caída de una decena de metros le habría abocado a una muerte segura. A continuación, el vigilante de seguridad se aproximó con cautela al chico por la espalda. Antes de que el joven pudiera reaccionar, el guarda le sujetó fuertemente por la espalda y le logró poner a salvo al otro lado de la barandilla.

A continuación, el guarda avisó al 091 al tiempo que sujetaba al joven para que no pudiera volver a intentar suicidarse. Instantes después, una patrulla de la Policía Nacional se personó en el centro comercial. Los agentes trasladaron al muchacho al área de psiquiatría de Son Espases para que fuera explorado.

Durante el año 2018, Balears registró 71 suicidios. Esta cifra supuso un 31% menos que los contabilizados en 2017, según los datos del Observatorio del Suicidio en España. En el caso de las islas, se detectó una clara prevalencia de los hombres sobre las mujeres.

De acuerdo con los datos proporcionados por este entidad, en el archipiélago se registró en 2018 un suicidio cada cinco días. Además, tres de cada cuatro suicidas eran hombres y una era mujer. Una de las principales preocupaciones es la incidencia del suicidio sobre la población joven. En concreto en la franja de edad comprendida entre los 15 y los 29 años. Balears es la décimotercera comunidad autónoma en número de suicidios.

Ante un nuevo caso de suicidio, el Teléfono de la Esperanza con el número 971461112 se encarga de atender a los afectados o a sus familiares. También se pueden poner en contacto con el 112 del Servicio de Emergencias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook