11 de julio de 2020
11.07.2020
Diario de Mallorca

"No me fío ni un pelo de ella. Si puede me mandará a la cárcel"

La pareja seguía conviviendo pero había dado ya por rota su relación. "Tú y yo ya no somos nada", le escribió él

11.07.2020 | 03:08

Óscar Armando Méndez tenía miedo de Katty Daniela. "Todo tiene solución menos la muerte. Me tengo que cuidar de ella. No me fío ni un pelo, si puede me mandará a la cárcel", escribió el hombre a una amiga hace solo unas semanas. La relación de pareja había saltado ya por los aires, entre reproches por temas económicos, el trato hacia los niños, los celos y la detención de él por una denuncia de malos tratos que luego ella retiró. "No digas que soy tu esposo. Tú y yo no somos nada", le dijo él a finales de mayo.

El hombre lamentaba entre sus allegados el control al que ella lo había sometido por sus celos. "Ella es muy celosa y dominadora. Me alejé de toda la gente que conocía, no podía saludar a nadie. Yo le tenía temor, me dominaba", relataba la víctima. Óscar Méndez se mostraba especialmente dolido por los dos días que pasó en un calabozo a finales del año pasado por la denuncia de su pareja, un asunto que quedó archivado. "Me tengo que cuidar de ella, si puede me mandará a la cárcel", decía.

El trato que ella supuestamente daba a sus dos hijos era también fuente de conflictos. Según Méndez, la mujer les pegaba y él se lo reprochaba con escaso éxito. "Me dijo que yo no pinto nada en sus hijos, que ella es la que manda en ellos, si les pega o no. Le dije que si volvía a pegarles, pasaría fotos a los servicios sociales o la Policía", contó el hombre a un allegado.

El deterioro de la relación era tal que, según decían ellos mismos, seguían viviendo juntos por los hijos. Katty Daniela llegó a marcharse del piso a principios de este año, pero regresó poco después, al parecer apurada por su precaria situación económica.

"No la echo del piso porque no se basta con los niños", explicó el hombre. Ella le dijo a una amiga que pretendía "poner tierra de por medio" e irse de España, pero que Óscar Méndez no le daba el permiso necesario para llevarse al hijo común.

En una conversación reciente, la pareja discutió agriamente por los gastos del piso. Él le recriminaba que debía pagar la mitad de todas las facturas. "De hoy en adelante no estoy para ayudarte en nada", sentenció él.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook