09 de julio de 2020
09.07.2020
Diario de Mallorca
Investigación

Dos detenidos por distintas agresiones en bares de la zona de Pere Garau

Un hombre rompe un cenicero en la cabeza a otro que le recriminó un gesto hacia a su mujer - El dueño de un local, herido de un botellazo

09.07.2020 | 02:45
Los dos sospechosos fueron arrestados por la Policía.

Dos hombres resultaron heridos de gravedad el martes a consecuencia de distintas agresiones ocurridas en bares de la zona de Pere Garau, en Palma, en una jornada marcada por episodios violentos. Una de las víctimas recibió un golpe en la cabeza con un cenicero por parte de un individuo que había realizado un gesto de mal gusto dirigido a su mujer. El otro herido es el dueño de un establecimiento, al que un cliente le propinó un botellazo. Los dos presuntos agresores, de 62 y 44 años, fueron arrestados por la Policía Nacional.

Según informan fuentes de la Policía, el primer incidente ocurrió sobre las seis y cuarto de la tarde en un bar de la zona de Pere Garau, en Palma. Un hombre, que estaba en el local acompañado por su mujer se percató de que un individuo hacía un gesto de mal gusto dirigido hacia ella. Cuando se dirigió hacia él para recriminárselo, el otro hombre, sin mediar palabra, cogió un cenicero y se lo estampó en la cabeza, lo que le provocó un profundo corte.

Tras recibir el aviso sobre la agresión, la Policía envió al lugar a una de sus patrullas, que arrestó al presunto autor de la agresión, un hombre de 62 años, acusado de un delito de lesiones. La víctima tuvo que ser trasladada al hospital de Son Llàtzer, donde le aplicaron varios puntos de sutura.

Esa misma noche, sobre las diez y media, se produjo otro caso de agresión grave en otro bar de la misma zona. En este caso los implicados fueron el propietario de un bar y uno de los clientes del establecimiento, con el que mantuvo una fuerte discusión.

El presunto agresor cogió en este caso una botella y se la rompió en la cabeza al dueño del establecimiento.

De nuevo la Policía acudió al lugar al recibir los avisos sobre lo ocurrido. Allí encontraron a la víctima sangrando abundantemente, por lo que solicitaron la intervención de una ambulancia. El herido fue trasladado a un hospital, donde recibió atención médica.

Los agentes se entrevistaron con diversos testigos para averiguar qué había pasado y poco después localizaron al presunto agresor en las inmediaciones del local. El hombre, en este caso de 44 años, fue también arrestado como presunto autor de un delito de lesiones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook