27 de mayo de 2020
27.05.2020
Diario de Mallorca
Investigación

Un camionero confiesa que cobró 300 euros por traer 2,4 kilos de cocaína a Palma

El acusado, que ingresó en prisión, aseguró que desconocía el contenido de la mochila donde fue hallada la droga

27.05.2020 | 02:45

Un camionero ha confesado que cobró 300 euros por traer a Palma un alijo de 2,4 kilos de cocaína. La droga fue interceptada la semana pasada en el vehículo del sospechoso, que llegó a Mallorca procedente de Valencia. El acusado ingresó en prisión por orden judicial tras desvincular a su acompañante, también arrestado por la Guardia Civil tras descubrir los estupefacientes y que quedó en libertad. El principal sospechoso aseguró que había aceptado el encargo debido a su precaria situación económica sin saber a ciencia cierta qué tipo de droga transportaba en una mochila, e incluso apuntó que pensaba que era marihuana. La Guardia Civil mantiene abierta la investigación para esclarecer el origen y el destino del alijo.

La cocaína fue descubierta a mediados de la semana pasada por agentes de la Unidad de Análisis de Riesgos (UAR), un equipo mixto formado por funcionarios de la Guardia Civil y de la Agencia Tributaria. Los investigadores montaron un control de mercancías a la llegada de un buque procedente de Valencia, en el que arribaron decenas de camiones.

En uno de los vehículos viajaban dos hombres de 43 y 44 años. Fuentes conocedoras del caso explicaron que el conductor, al ser requerido por los agentes, cogió de la cabina una mochila y la tiró al suelo para intentar ocultarla. La treta no funcionó y los guardias descubrieron el bulto. Dentro hallaron cuatro paquetes que contenían en total 2,4 kilos de cocaína. Los dos hombres quedaron detenidos por un presunto delito contra la salud pública.

Los acusados comparecieron el pasado viernes ante el juez de guardia a través de videoconferencia. El conductor del camión admitió en su declaración ser el único responsable del transporte de la droga. El hombre contó que había aceptado trasladar la mochila desde la península a Mallorca a cambio de 300 euros, ya que tiene importantes problemas económicos.

Este sospechoso aseguró que aunque sabía que la mochila contenía droga, desconocía cuál y que sospechaba que se trataba de marihuana. Además, el acusado desvinculó completamente a su acompañante. Contó que es amigo suyo y le había invitado a acompañarle al viaje a la península sin explicarle nada del encargo. El otro sospechoso ratificó esta versión de los hechos en su declaración.

El juez de guardia acordó entonces el ingreso en prisión incondicional del conductor del camión y la puesta en libertad el otro detenido.

La Guardia Civil mantiene abierta la investigación para intentar esclarecer el origen y el destino del alijo de cocaína, valorado en más de 200.000 euros. Los agentes no descartan nuevas detenciones con el avance de las pesquisas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook