19 de mayo de 2020
19.05.2020
Diario de Mallorca

Policía y Guardia Civil han negado la entrada en Baleares de 59 pasajeros durante el estado de alarma

Una quincena de viajeros han sido denunciados en los aeropuertos de las islas por incumplir las restricciones

19.05.2020 | 10:45
Un guardia civil en un control de aeropuerto.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han impedido la entrada en Balears a 59 pasajeros en los puertos y aeropuertos del archipiélago durante el periodo de estado de alarma por no estar justificado su viaje y no cumplir los requisitos establecidos en el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

La Policía Nacional y la Guardia Civil, gracias a los controles de seguridad efectuados en las terminales aéreas y marítimas, detectaron a 21 pasajeros en los aeropuertos del archipiélago y a otros 38 en los puertos de las islas que no pudieron acreditar el motivo de sus viajes. Se trata de viajes nacionales e internacionales y en todos estos casos estas personas fueron retornadas a sus lugares de origen. Según la Guardia Civil, desde el pasado 15 de mayo se están controlando los trayectos nacionales en las terminales de origen para evitar que tengan que ser devueltos los pasajeros que incumplan las normas vigentes una vez lleguen a su destino.

Mientras, respecto a los viajes internacionales, la Policía Nacional ayer impidió de nuevo la entrada en Mallorca a tres pasajeros, dos hombres y una mujer de nacionalidad alemana, de un vuelo procedente de Colonia (Alemania) por no estar justificado su viaje. Los agentes localizaron a los tres ciudadanos germanos tras aterrizar en el aeropuerto de Son Sant Joan, en Palma, y todos ellos fueron retornados luego a Alemania. El día anterior, el pasado domingo ocurrió algo similar con otros dos pasajeros, residentes alemanes, que llegaron a Palma y también fueron devueltos a su país de origen. En marzo, una ciudadana británica fue retornada por parte de la Policía Nacional desde el aeropuerto de Palma al Reino Unido por haberse desplazado a la isla sin causa justificada.

Por su parte, la Guardia Civil ha denunciado a una quincena de personas en los aeropuertos de Balears en lo que llevamos de estado de alarma por desobediencia por incumplir las restricciones del Real Decreto 463/2020 en trayectos nacionales. Se trata, por ejemplo, de tres pasajeros detectados en el aeropuerto de Maó y otros cinco, en Son Sant Joan, a quienes se les levantó acta. Además, los agentes no permitieron embarcar hace pocos días a cuatro viajeros que se dirigían en avión desde Palma hacia la península por no haber justificado su desplazamiento.

La Guardia Civil también retornó a dos pasajeros en el puerto de Palma, quienes alegaron que venían a trabajar pero no pudieron acreditarlo ni disponían de autorización, y a otro ciudadano la semana pasada en el puerto de Alcúdia, procedente de Barcelona, que alegó que había viajado a la isla para ver a unos familiares.

En Eivissa, la Guardia Civil procedió a retornar a 15 pasajeros que fueron detectados a su llegada al aeropuerto en trayectos nacionales que no pudieron justificar y a otra persona más en el puerto que había zarpado desde Barcelona.

Por último, los controles efectuados por la Guardia Civil en el puerto de Eivissa han impedido que 34 personas pudieran embarcar en la nave que cubre la ruta entre Eivissa y Formentera al no haber podido acreditar el motivo de su viaje durante el estado de alarma. Solo está permitido viajar si vuelves a tu lugar de residencia, por motivos laborales o sanitarios, por razones de fuerza mayor o para cuidar a un menor, una persona mayor, una persona discapacitada o dependiente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook