02 de mayo de 2020
02.05.2020
Diario de Mallorca

Detenido por saltarse el confinamiento para ir con su hijo a dar un paseo por el campo

Las fuerzas de seguridad levantaron el viernes 650 actas en Mallorca por desobedecer las restricciones

02.05.2020 | 13:42
Un policía advierte a un ciclista, ayer por la mañana en la zona del Portitxol, en Palma.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en coordinación con las Policías Locales del archipiélago, detuvieron entre el viernes y el pasado jueves a siete personas en Mallorca por desobediencia a agentes de la autoridad por incumplir las restricciones del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

La Guardia Civil detuvo el jueves a una conductora por desobediencia en Andratx. La mujer fue identificada primero en un control policial y alegó que se desplazaba en el vehículo para dar de comer a sus hijos, por lo que se la dejó continuar con su trayecto. Poco después, la misma conductora fue sorprendida realizando maniobras extrañas con el coche. Los agentes le indicaron que no podía permanecer en la vía pública sin motivo justificado, pero ella hizo caso omiso y manifestó que iba a seguir circulando con su vehículo. Por ello, se procedió a su detención.

Por su parte, la Policía Local de Palma interceptó este viernes por la tarde a un hombre de 39 años cuando deambulaba por la calle sin causa justificada. Explicó que era boxeador y que había salido a dar un paseo. Había sido propuesto para sanción en seis ocasiones anteriores, por lo que fue arrestado.

Mientras, la Policía Nacional detuvo a otros cinco ciudadanos ayer en Palma por vulnerar el confinamiento en el estado de alarma. Uno de ellos, de 39 años, se hallaba dentro de un vehículo abandonado en Son Gotleu junto con otra persona. Le constaban cuatro denuncias anteriores por desobediencia.

Otro joven de 24 años fue arrestado este viernes por la tarde cuando caminaba junto a otros dos por las inmediaciones de la plaza París. Los tres peatones indicaron que se dirigían a una carnicería del barrio de Pere Garau a comprar cordero. Todos ellos fueron propuestos para sanción y uno acabó detenido porque había sido denunciado ya otras cuatro veces por desobediencia.

Los agentes interceptaron este viernes al mediodía un vehículo con tres ocupantes en un control en la calle Manacor. Se les levantó a acta a todos y el conductor, de 34 años, fue arrestado, ya que le constaban seis propuestas de sanción anteriores, una detención del pasado 6 de abril y además no tenía carné de conducir. Horas después, por la tarde, la Policía Nacional detuvo a otro conductor de 37 años tras bajarse de su vehículo y huir corriendo para evitar un control policial en Palma. El ciudadano fue interceptado y tuvo que ser reducido, ya que se resistió a ser arrestado. Mientras, en la parte trasera del vehículo los agentes hallaron a otro ocupante, que alegó que iban a un centro de tatuajes. Este ocupante fue denunciado por desobediencia.

Por último, la Policía Nacional arrestó también este viernes por la tarde a un tercer conductor de 49 años que fue interceptado en un control cuando circulaba en un vehículo con su hijo menor de edad en la parte delantera. El ciudadano explicó que había salido a pasear con el niño y se dirigían a una zona de campo a las afueras de Palma. Los agentes le indicaron cuáles eran las normas y que eso no estaba permitido, si bien él hizo caso omiso y manifestó que iba a ir de paseo con su hijo. Los policías le levantaron un acta y entonces comprobaron que había sido denunciado otras cuatro veces por desobediencia, por lo que fue detenido. Un familiar se hizo cargo del menor y del vehículo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook