29 de abril de 2020
29.04.2020
Diario de Mallorca

Once detenidos en Balears por desobedecer la orden de confinamiento

La mayoría de los arrestos fueron por reiteración en las salidas injustificadas

29.04.2020 | 12:14
Once detenidos en Balears por desobedecer la orden de confinamiento

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en coordinación con las Policías Locales del archipiélago, han detenido entre ayer y la madrugada de hoy a once personas en Balears, seis en Mallorca, cuatro en Eivissa y una en Menorca, por desobediencia a agentes de la autoridad por incumplir las restricciones del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

En Mallorca, la Policía Nacional arrestó ayer a un joven de 19 años junto a la estación de tren de Manacor. El muchacho admitió que sabía que estaba incumpliendo las restricciones del estado de alarma. Se le había propuesto para sanción en cuatro ocasiones anteriores. Mientras, en Palma, la Policía Local detuvo a otro ciudadano por desobediencia por incumplir el confinamiento.

Por su parte, la Policía Nacional arrestó ayer a otros cuatro hombres en la capital balear. Uno de ellos, un joven de 25 años, fue sorprendido ayer tarde cuando caminaba junto a otro por la calle Reyes Católicos. Ambos fueron denunciados. Uno de ellos había sido propuesto para sanción una vez anterior, mientras que el joven que acabó detenido contaba con otras dos actas. Los agentes también interceptaron ayer por la tarde a un conductor de 62 años cuando circulaba en un vehículo con otra persona en la zona de las Avenidas. Ambos iban en los asientos delanteros sin guardar ninguna medida de seguridad, por lo que se les levantó un acta a cada uno. Tras comprobar que uno de ellos había sido denunciado en cuatro ocasiones, se procedió a su detención.

La Policía Nacional arrestó la pasada madrugada a dos jóvenes de 28 y 26 años cuando empujaban una motocicleta por la vía pública en Palma. Uno de los ciudadanos huyó corriendo hasta un edificio, pero fue interceptado. Ambos se encontraban en la calle sin causa justificada.

La Policía Local de Ciutadella arrestó a un joven de 22 años ayer tarde cuando deambulaba por el Camí de Maó. Alegó que había ido al estanco a comprar un cigarro electrónico, pero no era cierto. Luego, reconoció que había estado en casa de un amigo. Le constaban tres actas administrativas anteriores por desobediencia.

En Eivissa, la Policía Nacional sorprendió ayer por la tarde a dos mujeres de 44 y 36 años sentadas juntas en la muralla de Dalt Vila mientras charlaban. Una de ellas había sido identificada media hora antes en otro punto de la ciudad. Los agentes comprobaron que había sido propuesta para sanción en tres ocasiones y también había sido arrestada una vez por desobediencia. Mientras, su acompañante había sido denunciada dos veces. Ambas acabaron detenidas. Otro hombre de 55 años con dos actas anteriores fue arrestado ayer tarde en Eivissa cuando caminaba por la vía pública sin causa justificada. Los policías también interceptaron a un ciudadano de 45 años por la tarde porque molestaba de forma reiterada a los clientes y empleados de un supermercado de Eivissa. El hombre no quiso colaborar con los agentes y se negó a marcharse de allí. Le constaban tres denuncias anteriores y dos detenciones del 22 y 26 de abril por resistencia y desobediencia.


Respecto a las infracciones detectadas por desobediencia, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, junto con las Policías Locales del archipiélago, levantaron ayer 480 actas administrativas en Balears por incumplimiento de las restricciones acordadas en el estado de alarma. En Sa Pobla, la Guardia Civil denunció a un hombre tras ser sorprendido en el interior de un vehículo fumando marihuana. Mientras, en Eivissa, la Guardia Civil propuso para sanción a una persona que caminaba por la vía pública en la zona de Cala Vedella y que manifestó que se había bañado en la playa.

Por otro lado, los controles en puertos, aeropuertos y carreteras del archipiélago continúan hoy para evitar desplazamientos innecesarios. La jornada de hoy se está desarrollando sin incidencias relevantes. El aeropuerto de Son Sant Joan, en Palma, registró ayer la llegada de 129 pasajeros, mientras que otros 135 salieron de Mallorca en los 8 vuelos que operaron, según los datos de la Guardia Civil. El aeródromo de Eivissa recibió 28 viajeros en un vuelo de entrada y otros 14 abandonaron la isla en un vuelo de salida. El aeropuerto de Menorca contabilizó ayer a 42 personas que llegaron y 29 se marcharon de la isla en cuatro vuelos programados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook