05 de abril de 2020
05.04.2020
Diario de Mallorca
Investigación

Detenido en Palma por cobijar a una adolescente fugada de su casa

El acusado, de 21 años, es el novio de la menor, desaparecida desde el pasado 20 de febrero

04.04.2020 | 21:26
El acusado fue sorprendido por la Policía Nacional cuando estaba en un parque.

La Policía Nacional ha detenido en Palma a un joven de 21 años por cobijar en su casa a su novia, una adolescente de 17 años que se había fugado hace más de dos meses. El caso fue descubierto cuando el acusado y un menor fueron sorprendidos a mediados de esta semana bebiendo en un parque de la ciudad, incumpliendo así las restricciones del estado de alarma, por lo que ambos fueron sancionados. El chico, de 17 años, acabó también detenido al negarse a entrar en su domicilio cuando fue trasladado por los agentes.

El pasado miércoles hacia las siete y media de la tarde, varias llamadas alertaron a la Policía Nacional de que dos personas estaban consumiendo alcohol en un parque de la barriada de Cas Capiscol. Los agentes que acudieron al lugar se entrevistaron con los dos acusados, un joven de 21 años y un adolescente de 17, que se mostraron desafiantes.

Sancionados varias veces


Los policías decidieron sancionarles por incumplir el estado de alarma por el coronavirus. Para rellenar el boletín de denuncia, los agentes les preguntaron dónde vivían y les acompañaron hasta la vivienda en cuestión para comprobar que era cierto.

Una vez allí, los funcionarios descubrieron que en el inmueble residía también una menor, novia del joven de 21 años. Al identificarla, descubrieron que la adolescente estaba fugada de su casa desde el pasado 20 de febrero. El joven fue entonces detenido por un delito de inducción de menores al abandono del domicilio. Este sospechoso fue acusado también de desobediencia grave, ya que al igual que el menor con el que estaba bebiendo en el parque había sido sancionado varias veces en los últimos días por incumplir las restricciones del estado de alarma.

Los problemas no terminaron ahí. Los policías decidieron entonces llevar al menor a la vivienda donde reside con sus tutores. El adolescente, sin embargo, se negó en todo momento y mostró una gran resistencia. Incluso llegó a intentar escaparse del lugar. Ante esta situación, los agentes optaron por arrestarlo como presunto autor por un delito grave de desobediencia.

El chico fue entonces trasladado a comisaría y se comunicó su detención a la fiscalía de menores, que se encargará de la investigación judicial sobre él. El adulto, por su parte, será investigado por un juzgado de instrucción de Palma.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook