02 de abril de 2020
02.04.2020
Diario de Mallorca

Cuatro detenidos por varios robos en viviendas en Palma y Alcúdia

Tres de los acusados sustrajeron efectos valorados en más de 8.000 en uno de los domicilios

02.04.2020 | 17:07
Objetos recuperados tras la investigación.

La Guardia Civil y la Policía Nacional han detenido en los últimos días a cuatro hombres por robos en viviendas en Palma y Alcúdia. Tres de los acusados habrían sustraído efectos valorados en más de 8.000 euros en uno de los inmuebles, al que habrían accedido por la fuerza varias veces. El otro sospechoso fue sorprendido in fraganti tras irrumpir en un piso violentando la puerta para revolver después armarios y cajones en busca de objetos de valor.

Uno de los operativos, llevado a cabo por la Guardia Civil, comenzó el pasado 19 de marzo. Esa noche, un vecino de la zona de Alcúdia alertó de un posible robo en un domicilio. Al lugar acudieron de inmediato patrullas de la Policía Local y el instituto armado, quienes comprobaron que uno de los accesos había sido forzado. Los agentes dieron varias batidas por la zona en busca de los ladrones, pero no dieron con ellos. Sí encontraron unos guantes y una barra de hierro entre unos arbustos y cerca de allí, un vehículo abierto, sin nadie dentro y en el que había guantes, pasamontañas y herramientas.

La Guardia Civil puso en marcha una investigación y esta semana ha arrestado a tres hombres. Los agentes apuntan a que los acusados habían acudido varias veces a esta vivienda por llevarse numerosos efectos de valor. Entre ellos, una moto de agua y su remolque, tablas de esquí acuático, un robot limpiador de piscinas y dos cuadros de bicicletas de alta gama. Los pesquisas han permitido recuperar todos los objetos robados, valorados en total en más de 8.000 euros.

La Policía Nacional, por su parte, detuvo el miércoles de madrugada a un joven de 20 años que acababa de entrar a robar en una vivienda en Palma. Los hechos fueron descubiertos por una patrulla de paisano que realizaba labores de vigilancia. Los policías vieron cómo dos hombres entraban en una finca y escucharon luego un fuerte ruido.

Uno de los delincuentes salió corriendo poco después y el otro lanzó una bolsa al suelo y se escondió debajo de una furgoneta. Los agentes comprobaron que la puerta de la vivienda había sido forzada y hallaron un destornillador y un cuchillo. En el inmueble vieron que había varios armarios y cajones revueltos. El sospechoso fue arrestado.

La propietaria del piso contó que lo tenía alquilado. El inquilino estaba fuera de la isla y presentará una denuncia por el robo sufrido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook